Calidonio es denunciado en el MP por negligencia y ocultar información en casos de Covid del asilo

Tras el desastroso manejo del Covid en el Perpetuo Socorro, aflora denuncia contra autoridades municipales y administrativas, por una cadena de fatales ‘pifias’ que también pusieron en riesgo la vida a terceros.

Ante la propagación del virus en el Hogar de Ancianos Perpetuo Socorro, un grupo de donantes interpuso una denuncia tanto contra de la directora del Perpetuo Socorro, como en contra de las autoridades municipales en el Ministerio Público la mañana del viernes.

Una de esas personas colaboradores con la casa hogar es la abogada, Grace Marie Beltrand, quien pertenece a un grupo social que brinda ayuda alimenticia a centros como el asilo de ancianos.

Denuncia que llega en una mezcla de preocupación y molestia, porque el desarrollo de los hecho les demuestra que han habido mentiras, una sobre otra, como la que no había ingresos para particulares y el no advertir a terceros qué estaba ocurriendo allí adentro.

Para ellas las luces de alarma se encendieron cuando trascendió la noticia del brote de Covid que había surgido en el hospicio desde hacía tiempo atrás. Esos relatos le llamaron la atención a la abogada, porque su grupo de colaboradores habían llevado alimentos no perecederos hace dos semanas. Permitiéndoles el acceso sin ninguna restricción y sin brindarles ninguna advertencia del riesgo que estaban teniendo.

Y como tuvieron acceso al interior de la Casa Hogar, pudieron corroborar que no había aislamiento alguno para nadie, ni segmentación de los abuelitos por contagio con Covid-19, o por alguna enfermedad que los abuelitos padecieran y que les pudieran traer repercusiones.

La abogada Grace Marie considera que las autoridades municipales estaban en la obligación de hacer un cerco epidemiológico alrededor del Hogar de Ancianos, sin embargo y por el contrario, actuaron con una conducta omisita, al evitar que se les brindara información a las autoridades de Salud.

Eso porque este grupo de colaboradores al enterarse de lo que estaba sucediendo, hicieron una llamada al asilo para consultar la veracidad de lo que estaba trascendiendo, en cuanto a que habían ancianos y trabajadores contagiados por Covid allí adentro.

Y la respuesta que recibieron de quien le contestó fue que ‘tenían prohibido hablar del tema, porque las autoridades municipales les habían prohibido hablar con los medios de comunicación, o filtrar información que adentro del asilo habían casos de Covid’.

La abogada Grace Marie dijo que su interlocutor le confirmó que las amenazas habían sido recibidas de parte de las autoridades legales de la Municipalidad de San Pedro Sula.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


once + dos =