Humo

Calidad del aire mejora en el Distrito Central, pero sigue siendo perjudicial

La fuerte bruma que cubría la capital hondureña ha comenzado a disiparse este sábado 25 de mayo, revelando una mejora en la calidad del aire en el municipio del Distrito Central.

Según el índice de calidad del aire (ICA) y las mediciones de la Alcaldía Municipal, el nivel de contaminación ha disminuido significativamente.

El índice de calidad del aire de Tegucigalpa es ahora de 118 en una escala máxima de 500, ubicándolo en el tercer nivel de contaminación de seis posibles, considerado «perjudicial para grupos sensibles» según la empresa suiza IQAir.

La concentración de partículas PM 2.5 alcanza los 42.5 microgramos por metro cúbico de aire, un descenso notable en comparación con los niveles registrados durante la última semana.

Ingrid Flores, titular de la Unidad Municipal de Gestión Integral de Riesgo (UMGIR) de la Alcaldía del Distrito Central, explicó a medios locales que la calidad del aire ha pasado a ser considerada «poco saludable para grupos vulnerables».

Esta mejoría se atribuye principalmente a la presencia de lluvias en algunos sectores de la capital y municipios aledaños, lo que ha contribuido a dispersar las partículas contaminantes en el aire.

Durante la última semana, el Distrito Central experimentó niveles de contaminación considerados «peligrosos» y «muy peligrosos», principalmente debido a los incendios forestales y las quemas de terrenos para la siembra de granos básicos y la agroindustria.

Se espera que el humo que ha envuelto a la capital se disipe por completo una vez que se presenten lluvias fuertes y continuas a nivel nacional, ya que hasta el momento, las precipitaciones aisladas se han concentrado en la región sur, suroccidental y partes del centro de Honduras

Deja tu comentario