Cafetaleros hondureños luchan contra dos plagas: Falta de financiamiento y pésimos caminos

Productor de café urgen a las autoridades para que formule programas integrales de atención al sector porque han sido dejados a la deriva.

El productor cafetalero, Mario Suazo, expone estas necesidades imperantes y que el sector cafetalero insta a atender de forma inmediata.

“Hay grandes problemas estructurales que nos enfrentamos los productores, verdad, obviamente los caminos de acceso a las fincas es una complejidad; el gremio del café es el único que invierte recursos ¡de los productores! Para mejorar las carreteras, para abrir paso en algunos lugares para darles mantenimiento; pero debería ser responsabilidad del Gobierno”, señaló el productor cafetalero.

El contar con acceso al financiamiento se ha vuelto en otro gran obstáculo para el normal desarrollo del sector, expresó.

“Pagamos tasas altas, la mayoría no en el sistema formal, a menudo son tasas de hasta un 80%, lo que no nos permite tener la posibilidad de mejorar y salir de ese círculo vicioso. Entonces mientras no se resuelva el acceso al financiamiento para el productor no tendrá la capacidad para invertir en tecnología y así mejorar su productividad, que le daría acceso a mayores mercados”, consideró Suazo.

Agregó que la mayoría de productores venden su café húmedo a intermediarios, lo que hace que el pecio que reciben por su producto sea ínfimo.

“Estos son temas estructurales que deberíamos solucionar para mejorarlos ingresos de las familias productores de café”, apuntó como uno de los graves problemas que afecta al agro hondureño en general.

Aunque reconoce que la atención al sector cafetalero debería ser integral, hay algunas zonas que están en peores condiciones que otras.

“Hay departamentos que por sus condiciones locales han logrado superar y producen más de un millón de sacos”, aquí puso el caso de Comayagua, también en el occidente del país, en donde se obtienen rendimientos muy altos.

“Pero deberíamos tener programas donde el productor pueda acceder a financiamiento que le permita dar la fertilización que necesitan las fincas. Por lo menos una finca de café al año necesita tres fertilizaciones, es decir, unos seis sacos de fertilizantes en cada una de ellas, más el capital para darle mantenimiento a las fincas”.

Son grandes problemas que todavía no han sido abordados, aquejó, como tampoco programas integrales que le permitan al productor mejorar la productividad promedio para que tengamos la productividad, que aproximadamente es de 21 quintales por manzana cultivada; pero con toda la tecnología aplicada esa cifra podría incrementarse hasta unos 80 ó 100 quintales por manzana, aseveró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + diez =