Cae cohete espacial chino de más de 20 toneladas en el Pacífico

Cae cohete espacial chino de más de 20 toneladas en el Pacífico
  • Según el Ejército de EE.UU. los centros de vigilancia habían alertado de que una parte del cohete que puso en órbita el último módulo de la estación china impactaría en algún punto de una amplia franja que incluía a España

China anunció esta semana que había completado  ya su estación espacial, Tiangong (que en mandarín significa Palacio Celestal), pero pocas horas después, una alerta de los Centros de Operaciones de Seguimiento y Vigilancia Espacial (EU SST) advertía que uno de los componentes del cohete chino Long March-5B iba a impactar de forma descontrolada en la Tierra este viernes. Finalmente, el Ejército de Estados Unidos ha anunciado que la pieza descontrolada cayó en el Pacífico a las 11.01, hora local española. Un segundo fragmento habría caído cinco minutos después.

Se trata de la etapa central del cohete Long March-5B que el pasado 31 de octubre puso en órbita el laboratorio Mengtian, el tercer módulo de la estación espacial china que, con gran celeridad, el gigante asiático está construyendo al mismo tiempo que avanza en sus programas no tripulados en la Luna y en Marte.

La alerta por la caída descontrolada de ese componente ha provocado esta mañana a la cancelación temporal de las operaciones en los aeropuertos de Cataluña, Ibiza y Madrid durante unos 40 minutos, pues en su ruta estimada por el sur Europa (desde Portugal a Chipre) se encontraba parte de España. Según datos de AENA, de los 5.484 vuelos programados en los 46 aeropuertos de la red, se han visto afectados unos 300 por la alerta de basura espacial.

El punto rojo marca el lugar del Pacífico donde ha caído el fragmento

Como había detallado el organismo europeo EU SST, el fragmento del cohete chino que estuvieron monitoreando es un gran objeto espacial denominado CZ-5B (2022-143B) y la última actualización realizada esta misma mañana estimaba la hora de la caída a las 8.50 de este viernes con un margen de error de 31 minutos, en una franja que incluía parte de la península Ibérica. Sin embargo, la Agencia Espacial Europea (ESA) había establecido una ventana que se prolongaba hasta las 14.15 horas, y la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés) había ampliado el tramo horario, estableciéndolo entre las 9.03 y las 19.37, hora de España.

El documento de la EASA detallaba que el cohete podría afectar a Santa María y Lisboa (Portugal), Canarias, Madrid y Barcelona (España), Marsella (Francia), Roma y Brindisi (Italia), Atenas (Grecia) y Nicosia (Chipre).

Como explica en entrevista telefónica Alberto Águeda, coordinador de Programas de Basura Espacial en la empresa aeroespacial española GMV, «no es nada fácil predecir cuándo y dónde va a caer un objeto así que va a más de siete kilómetros por segundo porque va friccionando con la atmósfera, es decir, va frenándose mientras desciende. En cuanto te equivocas en un minuto o dos, supone cientos de kilómetros de recorrido», señala. «La inexactitud de las predicciones que hacemos suele ser un 20% del tiempo que queda para la reentrada del objeto. Es decir, si faltan cinco días, nuestra inexactitud es de un día; si faltan 24 horas para la reentrada, la inexactitud es de unas cinco horas».

Aunque el componente tenía una masa estimada de entre 20 y 23 toneladas, se esperaba que la mayor parte se desintegrara durante la reentrada en la atmósfera debido a las altas temperaturas. Sin embargo, debido a su gran tamaño, una parte considerable podría haber caído al océano. De hecho, se trata de uno de los mayores fragmentos cae de forma encontrada en los últimos años. Elmundo.es

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *