Cada 29 horas con 17 minutos pierde la vida de forma violenta una mujer en Honduras

fist-g666d1ca6a_1280

Contrario a lo que muchas personas piensan o hacen cada 8 de marzo desde la oficialización de esta efeméride en 1975, por parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el Día Internacional de la Mujer más que una ocasión para felicitar a las mujeres, es un recordatorio de la histórica lucha por la igualdad de condiciones frente a los hombres.

Aunque los orígenes de esta celebración se remontan al movimiento obrero de mediados del siglo XIX, cuando la mujer comenzó a alzar cada vez más su voz exigiendo el reconocimiento de derechos como el voto, la formación profesional y la no discriminación laboral; a estas conquistas se suma un nuevo reto, la erradicación de la violencia en su contra.

Según el Observatorio Nacional de la Violencia (ONV), en Honduras cada 29 horas con 17 minutos pierde la vida de forma violenta una mujer, sumando más de 50 víctimas en lo que va de 2022, de las cuales el 58% fueron ejecutadas con arma de fuego y el 20% con arma blanca. De ellas, el 8% apenas tenía entre 0 y 17 años, mientras el 28% estaba en el rango de edad de 18 a 29 y el 22% entre 30 y 59.

Al igual que en años anteriores, la vía pública ocupa el primer lugar en cuanto a los sitios de ocurrencia de los hechos, principalmente en la zona urbana; con mayor incidencia en los departamentos de Francisco Morazán, Cortés, Olancho, La Paz, Choluteca y El Paraíso.

Un fenómeno cultural

Si bien es cierto los avances en materia de acceso a la educación, a la salud, al empleo y a la participación política son notables, los expertos consideran que aún hay un largo camino por recorrer, comenzando por un cambio cultural en una sociedad machista.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), las mujeres representan el 52% de la población hondureña y adicional al trabajo invisible que realizan en sus hogares, constituyen un tercio de la fuerza económica del país, sin embargo, Honduras es uno de los tres países de América Latina y el Caribe con mayores brechas de género. Evidencia de ello es el hecho de que por cada hombre desocupado, por ejemplo, hay dos mujeres en esa misma situación.

En ese sentido es importante señalar que a través del Boletín Infográfico número 11 publicado este martes, el ONV además de evidenciar la situación de vulnerabilidad que viven las mujeres en el país e impulsar a las instancias correspondientes a tomar las medidas necesarias para erradicar la desigualdad y violencia, aprovechó la ocasión para llamar a la reflexión a la población y fomentar el respeto a la dignidad y los derechos humanos de las mujeres en un contexto donde además de la violencia homicida, a diario se registran al menos 30 denuncias por violencia física, sexual o psicológica ante el Ministerio Público.

A detalle, de acuerdo con los datos de la División de Planificación Estratégica, en los primeros 66 días de 2022 el MP ha recibido 2,016 denuncias, de las cuales 585 corresponden a maltrato familiar, 466 a violencia psicológica, 357 a violencia física y 142 a violencia patrimonial, además de 206 denuncias por violación, 19 denuncias por violación especial y 67 por actos de lujuria.

Mientras tanto, la buena noticia es que esta fecha fue aprovechada por el Movimiento Feminista de Honduras para entregar a la Presidenta de la República, Xiomara Castro de Zelaya, la Ley Integral contra la violencia hacia las Mujeres y dialogar sobre otras iniciativas para reducir la violencia contra las mujeres y caminar hacia una vida sin violencia.

Tomado de Presencia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − diecisiete =