Bukele de El Salvador intensifica campaña antipandillas con nuevos despliegues

2M2M3DA6XVIOTODN5CEQQJBVZM

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, prometió el miércoles reforzar la seguridad en las principales ciudades, la última escalada de una guerra de ocho meses contra la violencia de las pandillas que, según grupos de derechos humanos, se ve empañada por detenciones injustificadas.

Desde marzo, Bukele ha ordenado el arresto de más de 50.000 presuntos pandilleros, a quienes llama terroristas, mientras niega los derechos procesales básicos a los atrapados en la redada.

La represión es una de sus políticas emblemáticas y tiene como objetivo reducir la tasa de homicidios del país centroamericano a menos de dos por día.

Hablando en una ceremonia de graduación de oficiales militares, Bukele dijo que agregaría más de 200 policías a los 20,000 soldados que ya patrullan las ciudades con el mandato de enfrentarse a pandilleros.

El objetivo era «rodear las grandes ciudades y sacar a los terroristas que se esconden dentro de las comunidades, sin darles la menor posibilidad de escape», dijo.

La última escalada sigue al respaldo del Congreso a un llamado estado de excepción, aprobado por primera vez en marzo, que impone límites estrictos a la libertad de asociación, el derecho a la defensa legal y restricciones a las telecomunicaciones.

Según datos del gobierno, la represión ha reducido drásticamente los asesinatos atribuidos a las pandillas, con más de 200 días sin muertes relacionadas con pandillas en lo que va del año.

Bukele lanzó su controvertida represión poco después de que 76 salvadoreños murieran en un solo fin de semana en marzo pasado.

Los derechos humanos han criticado la política, diciendo que muchas personas arrestadas no tienen antecedentes penales.

Fuente Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *