Bombas de semillas para reforestar el planeta

Desde el aire, con unas pasadas desde un bombardero, se pueden plantar casi un millón de árboles al día.

Esa es la idea de un expiloto de la Royal Air Force, (RAF), Jack Walters, y desarrollada por el fabricante estadounidense Lockheed Martin Aerospace.

La siembra a través de este método de bombardeo con semillas, puede reducir a la mitad el costo respecto a métodos de plantación manuales. Pero, ¿será tan efectivo? Según Peter Simmons, de Lockheed, han desarrollado las bombas para una siembra de precisión.

Las bombas de semillas son puntiagudas y están diseñadas para que se entierren en el suelo a la profundidad adecuada, como si hubieran sido plantadas a mano.

Además, contienen fertilizantes y un material que absorbe la humedad circundante para regar las raíces del árbol. El recipiente que contiene la semilla es de metal, pero no tarda en biodegradarse. En seguida la planta echa raíces en el suelo.

EXPERIENCIA EN HONDURAS

bombas de semillas

Algunas regiones que están barajando probar el nuevo método son el desierto del Sinaí en Egipto, regiones del Bosque Negro talados durante la Guerra Fría en Alemania, África del Norte, Canadá, Australia y Estados Unidos.

En Honduras, tras el desastre forestal causado por el gorgojo descortezador, se utilizó una técnica similar, menos tecnológica, pero muy efectiva y más barata. Son las bombas de Fukuoka, llamadas así por el científico japonés, Masanobu Fukuoka, que las diseño.

Fukuoka les dio el nombre de Nendo Dango, que en japonés significa “bolas de arcilla”. Consisten básicamente en envolver semillas en pequeñas bolas de arcilla con algo de fertilizante y para esparcirlas en el campo, son lanzadas desde un avión.

bombas de semillas


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*