Blindado el Yankel, no pasa ni una aguja durante la Gran Final, Marathón-Olimpia

segu 1


Estamos a poco de iniciar la Gran Final del fútbol profesional y se destaca el enorme despliegue de seguridad de los entes competentes.

Los alrededores del estadio Yankel Rosenthal, están cerrados y solamente pueden ingresar personas acreditadas. No hay acceso a los aficionados, el campeonato se cierra con las gradas vacías.

Son unos 400 elementos en cinco anillos de seguridad, ubicados incluso un bueno número en las graderías. El partido inicia a las 11 de la mañana.

También acudieron miembros de Sinager para hacer una revisión y saber si están cumpliendo con las medidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.