BIOSEGURIDAD: Es el conjunto de normas para evitar riesgos que no se cumplen en Honduras

Reconocida bióloga hondureña asegura que ninguno de los rubros que Sinager autoriza por ratos para atender al público, utiliza los protocolos de bioseguridad, y eso porque lo comprobó, según lo explica a continuación.

Tal es lo que se desprende de la entrevista que la ingeniera bióloga, Gloria del Carmen Áreas, brindó al periodista Carlos Martínez, en el programa “En La Mira” que se transmite por Canal6.

¿Es bioseguridad el usar una mascarilla y guantes? Eso solo es una parte de la bioseguridad; para aplicar la bioseguridad, se requiere lo que se llaman protocolos, y estos son la serie de medidas de procedimientos con los cuales nos vamos a proteger de esos agentes infecciosos”, comenzó diciendo la ingeniera Áreas.

Por ejemplo en estos negocios que un día autorizan su apertura y de repente al siguiente los obligan a cerrar, como los supermercados, farmacias. “A raíz de toda esta situación procedí a investigar qué se estaba haciendo con respecto a estos protocolos. Ingresé a la página de la Secretaría de Salud y la Secretaría del Trabajo y me encontré que a partir del 16 de abril estaban publicando una serie de protocolos para el sector formal”.

Eso es 25 rubros de ese sector. “Y mi sorpresa fue mayúscula porque los seis protocolos listos no corresponden a ninguno de los rubros que usted me ha mencionado (supermercados, gasolineras, bancos y farmacias)”, dicho en otras palabras, todos estos negocios cuando abren lo hacen sin los verdaderos protocolos que deben ser y más lo hacen a lo que cada administración empresarial considera que así han de ser.

“Pues le puedo decir que yo accedí a la página del Gobierno, que es el ente autorizado y solamente aparece que están en construcción (los protocolos)” __ entre los que mencionó que están aprobados, según lo detalló__ “Están el sector maquilador, industrias ferreteras, talleres de mantenimiento automotriz, aplicación de comercio de emergencia, centros de trabajo de la industria de restaurantes y cafeterías, y asumo también que ya están las comidas rápidas y centros de trabajo del sector construcción”, detalló la ingeniera Áreas.

“O sea, NINGUNO DE ESTOS RUBROS, son los que están ahorita autorizados para trabajar; entonces,  ¿cómo es esto que estamos autorizando centros para trabajar, sin que el Gobierno tenga en su portal protocolos de protección para los empleados y los clientes?”, se preguntó con sorpresa la profesional de la biología.

Refutó de manera contundente el reiterado anuncio que para protegerse basta con el uso de mascarillas, guantes y gel. “¡Eso no es suficiente! ¡ESO NO ES UN PROTOCOLO! Eso solamente es parte del equipamiento que deben tener los empleados que están en contacto con el público; pero en ningún momento esto es suficiente”.

Agregó que cada negocio tiene su propia característica, por lo tanto así serán los protocolos a ejecutar, por ejemplo en el sector supermercado que por la naturaleza de sus productos resulta muy sensible.

Entre la serie de violaciones a lo que debe ser un auténtico protocolo de bioseguridad, enumeró falta de desinfección del vehículo que transporta a los empleados, ingreso al trabajo con la misma ropa que salió de la casa y viceversa, uso inadecuado de la mascarilla.

“Y eso no puede ser, el empleado al llegar a su área de trabajo tiene que ir con todo su equipo, tienen que tener en su puesto de trabajo los desinfectantes que sea, mascarilla y tener constante limpieza del área de servicio”, detalló.

En las farmacias. “He encontrado en las farmacias a las empleadas con mascarillas que no son quirúrgicas, son mascarillas de tela, sin guantes; y entonces les pregunto ‘señorita y usted por qué está usando esa mascarilla, porque usted no está usando guantes’ __ y me dicen__ ‘porque no nos dan’ __y usted cómo hace para desinfectarse__ ‘pues nos ponemos gel’. Estamos hablando de una persona que está en contacto con personas que llegan a los autoservicios, que están tocando dinero y así quedan expuestas, porque las mascarillas de tela no protegen a nadie”, afirmó.

En las gasolineras. “He visto en las gasolineras a los empleados con las mascarillas dadas vuelta y por qué, porque les dan una mascarilla, me dicen para 12 días”. Es aquí en donde está el ‘meollo’ del asunto que conduce al inevitable cuestionamiento. “¿QUIÉN ESTÁ SUPERVISANDO, AUDINTANDO TODOS ESTOS NEGOCIOS”, se preguntó la profesional de la biología.

Más aún. “Dónde están los lineamientos para auditar a estos negocios. Yo los he estado buscando en los portales y no los encuentro”. Con un panorama así, solo puede conducir una decepcionante conclusión; que en todo esto de la emergencia sanitaria lo único verdadero es la pandemia en si misma, todo lo demás es una descomunal falacia.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


uno × 4 =