Biden se acerca a la victoria en un EEUU dividido, Trump apuesta por las demandas

Biden-Trump

El aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, se acercaba el jueves al triunfo en la carrera presidencial estadounidense, mientras funcionarios electorales contaban los votos en un puñado de estados que determinarán el resultado final y el presidente republicano apostaba por una estrategia de demandas.

El presidente Donald Trump, que atacó la integridad del sistema electoral estadounidense durante una larga y bronca campaña, alegó fraude sin aportar pruebas, presentó demandas y pidió recuentos en al menos un estado.

La última iniciativa de su campaña fue anunciar la presentación de medidas legales adicionales en Nevada, uno de los estados claves donde Biden marcha en cabeza por poco.

Algunos expertos legales calificaron las demandas como disparos al aire con escasas probabilidades de afectar al resultado final de los comicios.

Mientras los recuentos continuaban dos días después de las elecciones, ralentizados por el gran número de votos por correo emitidos en medio de la pandemia del coronavirus, Biden iba en cabeza en Wisconsin, Nevada y Arizona, al tiempo que se acercaba a Trump en Georgia y Pensilvania.

Si Biden acaba venciendo, tendrían que tener éxito múltiples demandas de Trump y una solicitud de recuento que hallara en algunos casos decenas de miles de sufragios inválidos para revertir el resultado.

Parte de los votos restantes en Georgia y Pensilvania están concentrados en áreas que se espera tengan sesgo demócrata, como las zonas de Atlanta y Filadelfia.

En el condado de Fulton, Georgia, que incluye la mayor parte de Atlanta, funcionarios dijeron que esperaban concluir el conteo en la mañana del jueves, a falta de 10.000 sufragios de electores ausentes por contar. Temprano en el día, Trump lideraba por 19.000 votos de los casi 5 millones depositados en el conjunto del estado.

El mandatario tiene que ganar en los estados en los que todavía va en cabeza, como Carolina del Norte, además de Arizona o Nevada, para obtener la victoria y evitar convertirse en el primer presidente estadounidense en ejercicio que pierde una reelección desde George H.W. Bush en 1992.

Fuente Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince − 2 =