Biden prohíbe las importaciones de energéticos de Rusia a EE.UU.

Biden

El presidente Joe Biden anunció la decisión de Estados Unidos de prohibir las importaciones de petróleo, gas natural y carbón de Rusia como respuesta a la invasión de Ucrania.

«Estoy anunciando que Estados Unidos está apuntando a la arteria principal de la economía de Rusia. Estamos prohibiendo todas las importaciones de petróleo, gas y energía rusos», dijo Biden en declaraciones desde la Casa Blanca. «Eso significa que el petróleo ruso ya no se aceptará en los puertos estadounidenses y el pueblo estadounidense asestará otro poderoso golpe a la maquinaria de guerra de Putin», añadió.

Estados Unidos tomará la medida de forma unilateral, sin contar con sus aliados europeos, debido al desacuerdo entre las naciones de Europa sobre la conveniencia de prohibir la energía rusa. Los países de la Unión Europea tienen mayor exposición a la energía rusa que Estados Unidos. De hecho, Biden reconoció que sus aliados europeos no estaban en la misma posición que EE.UU. para tomar esa decisión.

«Estamos avanzando con esta prohibición entendiendo que muchos de nuestros aliados y socios europeos pueden no estar en condiciones de unirse a nosotros. Estados Unidos produce mucho más petróleo internamente que toda Europa, todos los países europeos juntos. De hecho, somos un exportador neto de energía. Entonces podemos dar este paso cuando otros no pueden”, explicó. Y también citó los pasos hacia una estrategia a largo plazo para ayudar a otros países de Europa.

petróleo Ucrania Rusia

Los funcionarios estadounidenses decidieron que, dada la extrema presión política en su país, podían actuar sin la coalición y no crear mayores problemas. Las importaciones que de Rusia a EE.UU. constituyen una pequeña porción del universo energético: aproximadamente el 8% en 2021, del cual solo alrededor del 3% fue crudo. Funcionarios económicos de la Casa Blanca han trabajado durante más de una semana sobre cómo manejar cualquier decisión de cortar esas importaciones, indicaron los funcionarios. El Departamento de Energía informó que en las últimas dos semanas de febrero, las importaciones de petróleo ruso cayeron a cero debido a que las empresas estadounidenses cortaron los lazos con Rusia, implementando de manera efectiva su propia prohibición.

Biden también señaló que tiene «un fuerte apoyo bipartidista» para esta medida, del Congreso como del país. “Tanto los republicanos como los demócratas han dejado claro que debemos hacer esto”, dijo. Aunque reconoció que habrá “costos” para los estadounidenses.

En esa línea habló de liberar barriles de la Reserva Nacional Estratégica y dijo que seguiría trabajando “con todas las herramientas a nuestra disposición” para mantener los precios bajos.

Biden también hizo un llamado a las compañías de gas para que eviten explotar la situación actual. “Entendemos que la guerra de Putin contra el pueblo de Ucrania está provocando un aumento de los precios. Lo entendemos, eso es evidente. Pero, pero, no es excusa para implementar aumentos de precios excesivos o incrementar las ganancias o cualquier tipo de esfuerzo para explotar la situación”, indicó.

También advirtió que “no era momento para especular con los precios”, algo que Estados Unidos “no tolerará”. “Este es el momento en que tenemos que hacer nuestra parte para asegurarnos de que no nos estamos aprovechando”, señaló.

Además, trató de responder a los críticos republicanos, diciendo que «simplemente no es cierto» que las políticas de su administración están frenando la producción de energía nacional, mientras promocionaba «niveles récord de producción de petróleo y gas».

Biden también destacó otro tipo de apoyo a Ucrania, incluidos envíos de armas defensivas y apoyo humanitario.

Biden dijo que las medidas tomadas de EE.UU. y otros aliados hasta ahora han “causado que la economía rusa, francamente, se desmorone”. Señaló otras acciones que han «paralizado» la capacidad de Moscú «para hacer negocios con el resto del mundo». Y elogió a las empresas que han suspendido sus operaciones en Rusia, incluidas Visa, Mastercard, Ford, Nike y Apple.

Fuente CNN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × dos =