Biden dice que fuerzas especiales de EE.UU. mataron al líder de ISIS en el norte de Siria

a48f1998-7cbc-48c5-94e5-093ae0d4b33d_16-9-discover-aspect-ratio_default_0

Las Fuerzas Especiales de EE.UU. llevaron a cabo «con éxito» una misión antiterrorista en el noroeste de Siria este miércoles por la noche, lo que resultó en la muerte del líder de ISIS, Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi, anunció el presidente Joe Biden este jueves por la mañana.

Fue la redada estadounidense más grande en el país desde la operación de 2019 que mató al líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi.

Fuentes en el terreno informaron múltiples muertes. Al menos 13 personas murieron en los enfrentamientos que tuvieron lugar durante y después de la redada, incluidos seis niños y cuatro mujeres, según el grupo de defensa civil sirio Cascos Blancos.

No hubo bajas estadounidenses, según el Pentágono.

“Anoche, bajo mi dirección, las fuerzas militares estadounidenses en el noroeste de Siria llevaron a cabo con éxito una operación antiterrorista para proteger al pueblo estadounidense y a nuestros aliados, y hacer del mundo un lugar más seguro”, dijo Biden en un comunicado. «Gracias a la habilidad y valentía de nuestras Fuerzas Armadas, hemos sacado del campo de batalla a Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi, el líder de ISIS. Todos los estadounidenses han regresado sanos y salvos de la operación».

El secretario de Prensa del Pentágono, John Kirby, dijo en un comunicado el miércoles por la noche que la misión fue realizada por el Comando Central de Estados Unidos, que controla las operaciones y actividades militares en el Medio Oriente.

Víctimas civiles en el ataque para abatir al líder de ISIS

La corta declaración del Pentágono no reveló un objetivo para la misión de operaciones especiales o si hubo algún indicio de víctimas civiles.

Pero varios testigos y rescatistas le dijeron a CNN que los bombardeos y las explosiones precedieron a un ataque aéreo de las fuerzas estadounidenses poco después de la medianoche y tuvieron como objetivo una casa en la zona fronteriza sirio-turca de Atmeh, en el enclave rebelde de Idlib.

Además de los 13 muertos, dos personas también resultaron heridas y un edificio quedó «parcialmente destruido» tras el allanamiento, según los Cascos Blancos.

Un testigo en Atmeh, que pidió no ser identificado por razones de seguridad, dijo que se produjeron disparos de ametralladoras desde al menos tres helicópteros que volaban por encima, seguidos de una explosión unos minutos después. El área tiene una fuerte presencia de las fuerzas de Hay’at Tahrir al-Sham (HTS), que anteriormente estaban afiliadas a al Qaeda.

«Escuché desde la distancia a una persona que habla árabe con acento iraquí pidiendo a las familias que evacuaran el área y estarían a salvo», dijo el testigo. «Vi desde la distancia que había ametralladoras disparando desde el suelo hacia los helicópteros».

El testigo dijo que dos de los tres helicópteros que vio aterrizaron una hora después de que comenzaran los enfrentamientos. “Alrededor de las 3:20 a. m., los helicópteros partieron y vi una luz lejana que parecía un incendio”, dijo el testigo.

El testigo también dijo que escuchó lo que parecían ataques de aviones no tripulados y dijo que las fuerzas de HTS estaban impidiendo que los civiles ingresaran al área.

Fuente CNN

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

6 + siete =