BID y BM actualizarán metodología para medir pobreza en Honduras

El Gobierno de Honduras, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial y la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), así como representantes del sector privado y la sociedad civilhondureña, anunciaron su participación en la nueva Comisión Técnica de Medición de la Pobreza por Ingresos. El objetivo de este grupo de trabajo es revisarla metodología utilizada actualmente para medir el grado de pobreza en el país, incorporando las mejores prácticas internacionales.

El trabajo de la revisión de la metodología, que contará con el apoyo técnico y financiero del BID y el Banco Mundial, tiene también la finalidad de ofrecer capacitación y apropiación por parte de los técnicos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de la Secretaría de Coordinación General de Gobierno (SCGG) en la mejora de la metodología de medición de pobreza en Honduras.

La pobreza en Honduras se mide comparando el ingreso de los hogares con las líneas de pobreza: aquellos por debajo de este valor son considerados pobres. Las líneas de pobreza se construyen en base a los patrones de consumo de una población de referencia de bajos recursos. En Honduras, la última actualización de la lista de productos básicos que conforman la línea de pobreza fue realizada en 1978 mediante la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), por lo que existen altas posibilidades de que esa lista de productos básicos haya cambiado.

De hecho, las comparaciones internacionales hechas por el Banco Mundial indican que la línea de pobreza establecida para Honduras es más alta de lo esperado según su nivel de ingreso. Honduras, un país de ingreso medio-bajo, tiene una línea de pobreza estimada para 2017 de USD6,7 (Paridad de Poder Adquisitivo, 2011). Este valor es más del doble del promedio para países del mismo nivel de ingreso en el mundo (USD3,2, PPA 2011), y es aún mayor que el promedio mundial de las líneas de pobreza en países de ingreso medio-alto (USD5,5, PPA 2011).

Según esta estimación, la cifra de la pobreza en Honduras se ha mantenido por encima del 60% por más de una década, con fluctuaciones que parecen no ser explicadas por movimientos en otros indicadores de crecimiento. Así, en 2018 el 61,9% de los hogares hondureños vivían por debajo de la línea de pobreza, con un 38,7% de hogares en pobreza extrema.

Estudios recientes, incluyendo del Banco Mundial, así como nuevos desarrollos metodológicos, refuerzan la necesidad de mejorar y actualizar la metodología de medición de pobreza en Honduras. Las actualizaciones metodológicas son un proceso que se da en todos los países, aunque no de forma frecuente dada su complejidad y sensibilidad. La Comisión ahora creadaen Honduras pretende iniciar este proceso con la transparencia y rigurosidad técnica que garantice una mejora en la medición de la pobreza en el país y aplicación de los mejores estándares internacionales.  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


once + 7 =