BCIE retira un prestamo de $250 millones que iban dirigidos para la ENEE

BCIE retira un prestamo de $250 millones que iban dirigidos para la ENEE

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) anunció este jueves el retiro de un préstamo por 250 millones de dólares que estaban destinados a la recuperación de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Así lo confirmó el propio presidente del BCIE, Dante Mossi, después de que el Congreso Nacional aprobara la madrugada del jueves un decreto de reformas al sector eléctrico donde se deja por fuera la escisión de la estatal eléctrica, tal como se contemplaba en la Ley General de la Industria Eléctrica.

“Lastimosamente este préstamo tendremos que desistir de él mientras preparamos una nueva estrategia con el gobierno para entender cuales son sus objetivos y si el Banco puede acompañar ese tipo de reforma”, expresó.

Para apaciguar el golpe, Mossi agregó que en el corto plazo significa que tendran que reorientar esos recursos porque ya no va a ser posible atender esa necesidad del gobierno en apoyo presupuestario vía ese instrumento.

Las reformas aprobadas por el Congreso Nacional son a petición del Ejecutivo, tienen como propósito recuperar a la ENEE de la quiebra operativa y financiera y fortalecer un subsector eléctrico con mayor participación estatal y que ha venido descansando en la inversión del sector privado.

A criterio de Mossi uno de los problemas “graves es enfrentar el robo descarado de energía eléctrica. Ninguna empresa pública o privada puede sobrevivir con un nivel de pérdidas arriba de 30 por ciento”.

Sin embargo “yo no miro nada en esta ley que penalice a una empresa, al gerente de una empresa o a un empresario que robe energía eléctrica. Que se le someta a un proceso judicial”.

Es más probable que vaya a la cárcel un ladrón de gallinas que una persona que hurta energía, dijo el titular del BCIE. “Mientras no seamos contundentes con el castigo que se la va a dar a las personas que roban energía”, no será posible el cumplimiento de los objetivos de este decreto.

Comentó, además, que es poco cierto que solo los pobres roban energía, al afirmar que “el grueso del robo de la energía eléctrica está en los grandes consumidores que incluye a dependencias del Estado”. “Ese es el punto medular”, argumentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.