Barry, la tormenta tropical que amenaza a Nueva Orleans

Nerviosos residentes de Nueva Orleans se preparaban el jueves para evacuar frente a la proximidad de la Tormenta Tropical Barry, que podría llevar “lluvias extremas” e inundaciones antes de que la tormenta toque tierra en la mañana del sábado como el primer huracán de la temporada 2019 del Atlántico.

Barry se formó en la mañana del jueves en el Golfo de México, con vientos máximos sostenidos de 64 kilómetros por hora (40 millas por hora), un día después de que arrojó casi 30 centímetros (un pie) de lluvia en Nueva Orleans, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

Una alerta de tormenta tropical fue emitida en la tarde del jueves para el área metropolitana de Nueva Orleans, y una alerta de huracán estaba vigente en un gran trecho de la costa de Luisiana al sur de la ciudad.

Hasta el jueves, la tormenta ya había golpeado las operaciones de petróleo y gas en el Golfo de México, por lo que las compañías de energía cerraron la producción de más de la mitad de las plataformas y evacuaron al personal de unas 200 instalaciones marinas y una refinería costera.

Debido a que lo peor de la tormenta pasaría por el extremo oeste Nueva Orleans en lugar de azotarla directamente, las autoridades de la ciudad se abstuvieron de ordenar evacuaciones, pero instaron a los residentes a proteger sus propiedades, reunir suministros y refugiarse en sus casas.

Meteorólogos proyectan que caerán entre 25 y 50 centímetros (10 y 20 pulgadas) de lluvia en la costa del Golfo de México el viernes y sábado desde East Texas a Nueva Orleans y la costa de Luisiana.

Información cortesía de Reuters


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*