Bananeros independientes contra la pared instan a la Secretaría de Finanzas a aprobar fondos para la recuperación del rubro

dos


Por efecto de las inundaciones de noviembre anterior, más del 82% de los cultivos de banano en el Valle de Sula se perdieron, con ello más de 6 mil empleos directos han desaparecido mientras las fincas no sean reactivadas.

El problema para los productores de banano independientes es que de momento no tienen acceso a refinanciamiento para poder reactivar las fincas, porque la banca no les presta mientras la infraestructura de protección contra inundaciones continúe colapsada.

Ante este panorama, el dirigente de la Asociación de Bananeros Independientes, Héctor Castro, así lo expone.

“Esa situación tiene a todo el sistema productivo del Valle de Sula en pausa, no podemos reactivarnos. Y lo que está ocurriendo es que la Comisión contra Inundaciones en el Valle de Sula dicen que no tienen recursos, nosotros tuvimos una comunicación con el ministro de Finanzas la semana pasada y él en efecto nos confirmó que en esa semana estaban haciendo los desembolsos para que esta institución comenzara a contratar las compañías que iban a reparar los bordos”.

Sin embargo una semana después esa promesa aún no se cumple, y lo peor para los productores de banano es que se les está pasando la temporada en que deben comenzar a preparar la tierra y sembrar, porque si lo hacen más tarde, la cosecha va a coincidir con la de otras frutas tropicales, por lo que el mercado del banano se viene abajo y consecuentemente lo que cosecharán serán pérdidas sobre las pérdidas, dijo Castro.

Agregó que el banano se ha mantenido como el segundo generador de divisas después del café, pero que de momento literalmente está paralizado y si hoy comenzaran a trabajar, tardaría un año en reiniciar las exportaciones porque el ciclo de cosecha es largo.

Pero por lo menos con eso comenzarían las contrataciones de trabajadores los cual sería muy saludable, porque son millares de hombres y mujeres que están sin empleo en los lugares que han sido fincas bananeras, en especial Santa Rita, en donde la casi totalidad de la población tiene un empleo relacionado al cultivo del banano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.