Autorización al Cohep para la compra de vacunas es darse con la piedra en los dientes y no reconocerlo

A consideración del expresidente del Banco Central, Hugo Noé Pino, el convenio firmado entre el sector privado y el gobierno es nada más que el reconocimiento claro y expreso del fracaso gubernamental en el manejo de la pandemia.

Refirió que uno de los elementos adicionales de dicho fracaso es la compra fraudulenta de los hospitales móviles y el cierre de centros de triajes que han afectado sustancialmente a la población hondureña, y adicionalmente, “lo que se busca es reducir el gasto del Gobierno en la compra de la vacuna”.

Además, mencionó que lo restrictivo y limitado que tiene este proceso es cargar en los costos a los afiliados cuando el Gobierno tiene recursos financieros obtenidos a través de préstamos para sufragar dicho gasto.

Es de mencionar que el pasado 04 de marzo el gobierno hondureño anunció la compra de 4,2 millones de dosis a Rusia de la vacuna Sputnik-V para inmunizar a 2,1 millones de personas, mismas que su fecha de arribo es todavía incierta.

De ahí que resulta chocante la campaña publicitaria de gobierno en donde dice que la vacuna no es el fin de la pandemia, cuando la población no conoce siquiera lo que es un pinchazo en el cuerpo por la vacuna, menos para que pueda considerar que ya está a salvo.

Lo hondureños solo saben que están cerca de la vacuna, porque todos los países vecinos están muy avanzados en el proceso de vacunación a su respectiva población, mientras que en Honduras la gente se continúa preguntando CUÁNDO, HASTA CUÁNDO.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *