Aunque la han tenido calladita: Ley de Protección a Funcionarios existe desde 2014

Captura bramante LG

No obstante, como NUNCA ES SUFICIENTE, lo que se prevé harán en la sesión legislativa de este día, son unas ‘PEQUEÑAS REFORMAS’ que le significarán al pueblo un gasto adicional de 250 millones de lempiras.

Gasto que resulta necesario para que la protección personal se extienda a los familiares de los funcionarios que, por A, o por B causa, tienen la sensacional que no resultan del aprecio de la población, quizá producto de las malísimas decisiones y, a menudo, abusivas acciones que han sido tomadas en el transcurso de estos últimos años.

Cabe destacar que apenas en enero del siguiente año a la aprobación, esta ley fue objeto de la primera reforma, en donde se extendieron las prerrogativas para los beneficiarios.

Son numerosas las críticas que los funcionarios públicos, incluyendo a diputados que están por vacar, por la medida es considerada como un descomunal abuso de autoridad, máxime en un país como Honduras, en donde la miseria es galopante.

Es lo que expresa el representante de la organización no gubernamental, Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), Lester Ramírez.

«Van a dar salarios y seguridad vitalicia; me parece que es un abuso de poder. Con esos 250 millones se podría construir escuelas, hospitales o pagar parte de la deuda de la energía. Al Partido Nacional no le importa la población», señaló Ramírez.

El reconocido analista político hondureño, Raúl Pineda expresó su malestar por esta arbitraria decisión. «El que quiera guardaespaldas, que los pague», y esto solo por exponer un parte de ejemplos.

La Gaceta

La Gaceta 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × cinco =