Aunque están en El Paraíso la situación no es tan satisfactoria para los nacionalistas

convencion 2


Contra viento y marea, pero un poco diezmados; los nacionalistas convergieron en este oriental departamento hondureño, para celebrar su anunciada convención extraordinaria.

A este cónclave, los nacionalistas tuvieron a bien darle el nombre del diputado de gran trayectoria y oriundo de la zona oriental, Celín Discua Elvir, quien manifestó que “la unidad no se compra, la unidad somos los cachurecos que queremos el triunfo del Partido Nacional.

“No es fácil, pero si sabemos que hay la cordura, que hay el sentimiento del partido, lo podemos lograr, ¿Díganme quién no quiere la unidad? Entonces repitan conmigo ¡unidad total… unidad total!” vitorió la concurrencia.

De su parte el alcalde capitalino, Nasry Asfura, fiel a su doctrina de trabajo llegó a ‘empeñar’ sus burros. Aquí están mis manos, mis burros, mi corazón, para empeñarlo como nacionalista para trabajar, servir, construir y atender, hasta el último de mi día”.

Y como el lema de la convención fue “Unidad Total” Asfura no se olvidó de los ausentes. “Y debemos reconocer los esfuerzos de nuestros expresidentes, Rafael Leonardo, Maduro, Pepe…Pepe; un abrazo a la distancia a Ricardo, a Roberto Ramón Castillo, a Pepe Lobo ¡un abrazo a nuestros hermanos cachurecos!”, expresó un eufórico Nasry Asfura.

En este marco, el Presidente Juan Orlando Hernández, prometió luchar no solo por la unidad partidaria, sino también porque Honduras siempre vaya por el camino bueno.

“Hoy vengo a decirles que tengo un compromiso, en el año 2022 en enero que finalice el mandato para que el pueblo hondureño me eligió, yo quiero que hagamos un trabajo unido, fuerte, apasionado, haciendo puentes con otros sectores, abriendo más el partido a la juventud, a las mujeres, a los distintos sectores productivos, cuidando la vieja guardia; porque tenemos que entregarle la banda en el estadio a otro nacionalista”, manifestó Hernández.

Quien concluyó dando “vivas” a su amado partido. “Hoy, mañana y mientras Dios me dé vida voy a gritar a grito tendido ¡viva el Partido Nacional!”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.