Athletic Bilbao gana en la prórroga y se lleva la Supercopa, Messi expulsado

No fue una velada agradable la que vivió el FC Barcelona en el Estadio La Cartuja de Sevilla. Pese a que Lionel Messi pudo ser titular, al elenco culé se le escapó el trofeo de forma insólita.

El Athletic Bilbao le empató el partido en el minuto 90 y le ganó por 3-2 en la prórroga de la final de la Supercopa de España.

Para colmo, el astro argentino sufrió su primera expulsión como jugador blaugrana por agredir a un rival en el tiempo extra.

Con La Pulga disponible desde el arranque, el DT neerlandés eligió ponerlo de Falso 9 en un 4-3-3, con Ousmane Dembélé a su derecha y Antoine Griezmann en la banda opuesta. Sergio Busquest, Frenkie De Jong y Pedri conformaron el habitual triángulo en la zona medular. Ese fue el esquema para combatir el 4-2-3-1 que dispuso Marcelino en el conjunto vasco.

Desde el inicio se vio que un Athletic bien plantado, dispuesto a ejercer una presión coordinada para intentar robar el balón en terreno rival.

Mientras tanto, el Barça apegado a su guión de mucha movilidad en ofensiva, pero con pocas intervenciones de su capitán, y sin encontrar fluidez ni los caminos para romper el sólido bloque de su oponente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *