Ataques rusos convierten a Mariupol en «cenizas»; Occidente planea más sanciones

Ataques rusos convierten a Mariupol en "cenizas"; Occidente planea más sanciones

Los intensos ataques aéreos rusos están convirtiendo a la sitiada Mariupol en las «cenizas de una tierra muerta», dijo el martes el ayuntamiento, mientras Estados Unidos y Europa planean más sanciones para castigar a Moscú por su invasión de Ucrania.

Los combates callejeros y los bombardeos se produjeron en Mariupol, dijeron funcionarios ucranianos, un día después de que Rusia rechazara un ultimátum de rendición. Se cree que cientos de miles están atrapados dentro de edificios, sin acceso a alimentos, agua, electricidad o calefacción.

Las fuerzas rusas y las unidades separatistas respaldadas por Rusia tomaron aproximadamente la mitad de la ciudad portuaria, que normalmente alberga a unas 400.000 personas, dijo la agencia de noticias rusa RIA, citando a un líder separatista.

Se estaban produciendo combates callejeros en la ciudad, y tanto los civiles como las tropas ucranianas estaban bajo el fuego ruso, dijo el gobernador regional Pavlo Kyrylenko.

«No queda nada allí», dijo el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy en un discurso en video al parlamento de Italia.

El vicealcalde de Mariupol, Sergei Orlov, le dijo a CNN que la ciudad estaba bajo un bloqueo total y no había recibido ayuda humanitaria.

«La ciudad está bajo bombardeos continuos, de 50 a 100 bombas que lanzan aviones rusos cada día… Mucha muerte, mucho llanto, muchos crímenes de guerra horribles», dijo Orlov.

Mariupol se ha convertido en el foco de la guerra que estalló el 24 de febrero cuando el presidente ruso, Vladimir Putin, envió sus tropas al otro lado de la frontera en lo que llama una «operación militar especial» para desmilitarizar Ucrania y reemplazar a su liderazgo pro occidental.

Se encuentra en el mar de Azov y su captura permitiría a Rusia unir las áreas en el este en poder de los separatistas prorrusos con la península de Crimea, anexada por Moscú en 2014.

La incursión de 27 días de Putin en Ucrania obligó a huir a más de 3,5 millones de personas, provocó un aislamiento sin precedentes de la economía rusa y generó temores de un conflicto más amplio en Occidente que no se había imaginado durante décadas.

Las naciones occidentales planean acumular más presión económica sobre el Kremlin.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se unirá a los aliados para aplicar sanciones adicionales y endurecer las existentes durante su viaje a Europa esta semana, dijo el martes el asesor de seguridad nacional Jake Sullivan.

El viaje también incluirá un anuncio sobre una acción conjunta para mejorar la seguridad energética en Europa, que depende en gran medida del gas ruso, y Biden mostrará su solidaridad con el vecino de Ucrania, Polonia, con una visita a Varsovia.

Al no haber logrado apoderarse de la capital, Kiev, ni de ninguna otra ciudad importante con una rápida ofensiva, Rusia está librando una guerra de desgaste que ha reducido a escombros algunas áreas urbanas y suscitó la preocupación de Occidente de que el conflicto podría escalar, incluso a una guerra nuclear.

La política de seguridad de Rusia dicta que el país solo usaría ese tipo de armas si su propia existencia se viera amenazada, dijo el martes a CNN el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

«Si es una amenaza existencial para nuestro país, entonces (el arsenal nuclear) puede usarse de acuerdo con nuestro concepto», dijo.

Fuente Reuters

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve + 15 =