ASJ ‘aterriza’ la contabilidad a la ENEE y causa cortocircuito en la caja de sueños

La Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) señaló que en la veeduría a la estatal eléctrica se han encontrado millonarias pérdidas económicas, incumplimiento de contratos y el hallazgo de leyes ventajosas para generadores de energía.

Tal es lo que se desprende de los resultados de una auditoría social a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y a la empresa Energía Honduras (EEH).

Entre los resultados se evidencia que entre 1998 y 2018, Honduras registró pérdidas por los 3 mil 379 millones 221 mil 325 dólares, lo que equivale al 14.06% del Producto Interno Bruto (PIB) y lo convierte en el país de Centro y Latinoamérica con mayores pérdidas eléctricas.

El expositor de ASJ destacó que las pérdidas en el circuito Santa Lucía de Choluteca sólo el año pasado fueron en poco más de 12 millones de dólares, lo que podría dar paso a la contratación de cientos de médicos y maestros a nivel nacional.

Carlos Hernández, director de la ASJ, destacó que las pérdidas en el circuito Santa Lucía de Choluteca sólo el año pasado fueron en poco más de 12 millones de dólares, lo que podría dar paso a la contratación de cientos de médicos y maestros a nivel nacional.

Comparado con la asignación presupuestaria en áreas esenciales para el desarrollo, se estima que las pérdidas eléctricas del país sean semejantes al presupuesto de la Secretaría de Educación ($1.2 mil millones), el doble del presupuesto de la Secretaría de Salud ($597 millones) y casi cinco veces el presupuesto de la Secretaría de Seguridad ($266 millones).

Pero la problemática planteada por ASJ no se circunscribe al hurto de energía, sino también a la firma de contratos dolosos. Señala que la empresa LAEISZ Honduras participó en una licitación en 2017 ofertando energía producida con diésel, pero indican que el contrato se cambió a búnker.

La ASJ detalla en su informe que el contrato fue firmado por Jesús Mejía, extitular de la ENEE y que dicho cambio provocó que no hubiera igualdad de condiciones en la participación de los otros ofertantes en la licitación.

Ante este panorama, el interventor de la estatal, Gabriel Perdomo, consideró que el primer aporte de la auditoría, es que el tema del sector eléctrico tiene que ser transparente y conocido por todos los hondureños.

El interventor dijo coincidir con la auditoría de ASJ, la cual reveló que desde 1998 al 2018, Honduras registró pérdidas superiores a los 3 mil millones de dólares, equivalente a un 41.06% del Producto Interno Bruto (PIB).

“Nosotros como Comisión Interventora hemos construido una estrategia y estamos preparados con diferentes escenarios con el objetivo de salvaguardar los intereses de Honduras”, expresó Perdomo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


diez − cinco =