ASÍ LO ve el alcalde: Hogar de Ancianos no va a cerrar pero sí hay que ‘barrer’

perpetuo ancianitos

La nueva administración municipal de San Pedro Sula se ha encontrado una ‘torre’ de entuertos administrativos, a los que el alcalde Roberto Contreras se ha dispuesto derribar, un ejemplo de ello es lo que sucede en el Hogar de Ancianos Perpetuo Socorro, en donde una planilla de 120 empleados se encarga de cuidar a tan solo 60 huéspedes.

Al trascender que habría una ‘barrida’ de personal supernumerario, la respuesta fue echar a correr la ‘bola’ que el asilo iba a ser cerrado.

“No existe esa posibilidad de cerrar el Hogar de Ancianos Perpetuo Socorro, lo único que estamos haciendo nosotros es que a los 13 encargados de cada gerencia se les ha solicitado un levantamiento físico de personal”.

“Tal como ya lo hicimos en la parte de Policía Municipal, lo hicimos también en Salud y ahora lo estamos haciendo en Paz y Convivencia. ¿Qué es o que encontramos? Que no puede ser que 120 personas estén cuidando 60 ancianitos, entonces lo que estamos haciendo nosotros es un recorte de personal para eficientar la operatividad municipal y a su vez también, evitar el contagio de los ancianitos en vista que hay demasiado personal”.

Ha trascendido que existe una idea de llevar a los ancianitos a que sean cuidados en casas particulares, lo que vendría a ser una especie de emprendimiento, confirmó el edil.

“Recuerde que actualmente nos cuesta cuatro millones de lempiras al mes cuidar 60 ancianitos son cerca de 70 mil lempiras al mes por cada huésped del hogar, por los gastos que se tienen con todo el personal y no viven en las condiciones que nosotros quisiéramos que estén ellos”.

perpetuo

“Porque si los tenemos en un solo lugar cuando viene la pandemia se nos contagian todos. Mientras que se pensó que, si se podían ubicar en hogares que estuvieran supervisados por trabajadoras sociales, personal municipal sería más fácil para ellos estar todo el tiempo cuidados por una familia”.

Un sistema que se practica en otros países, eso es algo normal, ahora, por qué brinca la noticia, porque hay 120 personas que no quieren perder sus empleos en el asilo y no es que estamos despidiendo a nadie, pero todo el personal supernumerario tiene que ser recortado”, afirmó Contreras.

perpetuo 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos × cuatro =