Artesanos zapateros a punto de perder ‘la puntada’ aturdidos por la falta de ventas y financiamiento

En crisis total se declaran los artesanos del calzado en Honduras, apenas sobreviviendo, de por si que este es un rubro que por siempre ha permanecido huérfano de apoyo gubernamental; pero ahora por la crisis que ha traído la pandemia, se cree que un 90% de estos artesanos están en la quiebra.

Román González, presidente de la Asociación Nacional de la Industria del Calzado y Similares (ANDICS), dijo que los que aún quedan bregando es apenas un 10%, de los talleres, esto unos 1200 en todo el país, por lo que consideró que la crisis en el rubro es total.

Indico que el rubro de la zapatería artesanal emplea un aproximado de 300 mil trabajadores, y a la vez genera otros 200 mil empleos indirectos. “La zapatería es tan noble que se abastece a la vez de otras industrias como la del pegamento, tachuelas, plantillas, hilos, etc. contribuyendo en gran manera así en la espiral de la dinámica económica del país”, dijo González.

Tras 50 días de tener cerrados sus talleres ellos necesitan de apoyo gubernamental. “Necesitamos apoyo del Gobierno, como parar la importación de calzado importado que viene de China, el zapato usado, necesitamos que eso se suspenda porque eso ha venido a afectar bastante el rubro del calzado, por eso han cerrado millares de talleres”, afirmó.

Otra gran ayuda que podrían tener desde el gobierno es con la reducción de aranceles de las materias primas, maquinaria. En otra vía, asistencia financiera, quizá bajando los intereses, o dirigiendo algunas líneas de crédito preferencial hacia el sector zapatería. “Que nos den  préstamos que algunos meses de gracia que nos permita capitalizarnos y a la vez fortalecer el rubro”, indicó González.

Todo eso sería a mediano y largo plazo, pero inmediato también hay acciones con las que les pueden ayudar. “Lo primordial ahorita sería la comida”, expresó con humildad. “Necesitamos las bolsas solidarias, o bonos para llevarles a los empleados porque hay muchos talleres que no tienen cómo poderles ayudar a sus trabajadores”, afirmó.

Finalmente Roman González dió su número celular )+504 9586-3489) para que los dueños de talleres de zapatería se pongan en contacto con él, para fortalecer la ANDICS y lograr sus objetivos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


uno × cinco =