Apóstol Misael Argeñal: ”Dedicarme de lleno a la obra de Dios en mi misión”

Apóstol Misael Argeñal: ”Dedicarme de lleno a la obra de Dios en mi misión”

SAN PEDRO SULA. El apóstol Misael Argeñal, quien es un líder icono de la iglesia en esta ciudad, conversó con el periodista Carlos Martínez en su nueva sección “Platiquemos”, del programa “En La Mira”, en cual se transmite de lunes a viernes de 10:00 a 11:00 de la noche por Canal6.

El también escritor y conferencista internacional, confió al comunicador que dedicarse de lleno a las cosas de Dios es su misión en esta vida, y reveló que a él no lo deslumbran ni los reflectores, ni los “like” (me gusta) en las redes sociales.

Argeñal contó sus inicios como siervo de Dios. “Provengo de una familia de pastores y de lo que tengo memoria, a mis 13 años tomé una decisión bien profunda por Cristo, me bauticé y desde ahí para acá mi memoria me dice que he caminado con Dios; nunca me he separado de él y tampoco he sentido el deseo de abandonar al Señor, jamás”.

WhatsApp Image 2022-05-05 at 8.16.02 AM

En 1976, el reconocido pastor trabajó en una agencia bancaria, donde se desempeñó por 12 años, en las áreas de cuentas corrientes, prestamos contabilidad, auditoria y terminó en promoción de negocio.

Aunque era bien remunerado, comentó que terminó renunciando, debido a que sintió que ya no debía estar en ese lugar, porque debía dedicarse a pastorear la iglesia.

“En el banco tenía buen salario, tenía para préstamo para la casa, auto; tenía todas las posibilidades, pero la gente me buscaba mucho en el banco y eso me daba vergüenza”, expuso Argeñal.

Dijo que le daba pena, en el sentido que interrumpía su labor y eso no iba él por sus principios. Así que habló con su esposa, quien estuvo de acuerdo y desde que entró de lleno a la iglesia, ésta comenzó a crecer.

“En el primer mes que nos dedicamos de lleno al ministerio, Dios comenzó a levantar las finanzas de la iglesia, claro no era lo mismo el salario que yo tenía en el banco, pero cuando uno ama a Dios lo importante es el ministerio; la pasión que existe por la obra de Dios”, manifestó el líder cristiano.

INICIÓ PREDICANDO EN LA CALLE

Relató que “sentía una compasión por los niños panzoncitos de la zona de prostitución Sunseri, una zona de alcoholismo, drogadicción, era algo inimaginable. Me paré con mi esposa en la esquina de la 7 calle, donde los autobuses que pasaban dejaban una nube de polvo, y se escuchaba el sonido de la rockola de los bares, en esa esquina yo comencé a predicar a los que iban y a los que venían”.

“Hay caminos que al hombre le parecen derechos, pero su final es camino de muerte”, fue el primer mensaje que dio Argeñal.

Detalló que en una semana “gane tres personas y con esa misma gente que gane frente a la cantina donde inicie, ahí renté un lugar para 40 personas, sin lo eléctrico, sin sillas, sin nada, así que tuvimos que confeccionar las sillas y recuerdo que hice un candil, con eso nos alumbramos la primera noche”.

VÍCTIMA DE PERSECUCIÓN

El apóstol, relató cómo fue víctima de persecución, pero que gracias a Dios pudo superar esos momentos duros para él y su familia.

Y es que hace unos años fue fuertemente criticado y señalado de aprovecharse de la feligresía para generar ingresos económicos.

“Fueron duros momentos, porque hasta los medios de comunicación llegaron a tomarle foto y vídeo a la ofrenda para denigrarme. Fue una etapa dura, llegaron hasta mi casa, tomaron foto a toda mi casa. Y después me entregaron el video y me pidieron perdón, porque siempre ha habido esa imagen que yo soy millonario, que vivo de la gente pero fíjese que toda esa etapa sirvió para que Dios pusiera carácter en mí”, aseguró el apóstol.

Agregó “me hizo un guerrero para no rendirme ante nada, ni ante nadie y ese carácter fue fundamental, y yo creo que la única manera de lograrlo era así. La persecución fue dura, pero en medio de esa persecución nació una fe bien fuerte dentro de mí, las convicciones en mi corazón, Dios hace cosas maravillosas pero a la vez la gente que estaba conmigo se hizo fuerte, sólida y como dice la escritura, entre más los oprimían, más crecían y más se multiplicaban”.

Argeñal indicó que los ataques se debieron a que “nunca había habido una iglesia tan pujante, tan fuerte que entrara a la lucha, tampoco había una iglesia grande en el país, todas eran pequeñitas”.

“Entonces ver a un indito que se levanta hacer lo que hicimos, estadios llenos. Había una lucha (en su contra), porque creían que yo iba a ser un político esa era la batalla, por eso los políticos me atacaron y empezaron hacer violencia contra mí”, aseguró.

RECHAZÓ LA PRESIDENCIA

Confesó que en varias ocasiones lo buscaron políticos, para ofrecerle la presidencia, la cual rechazó, porque “yo soy un pastor, yo nací para ser un pastor”.

Al no aceptar la oferta, dijo que le sugirieron un lugar para ser diputado o en la municipalidad de San Pedro Sula, pero tampoco las quiso.

“Un hombre de Dios debe saber a qué  Dios lo llamó, no vivo para ser político, aun en mis años de vejez estoy cuidando no meterme a problemas, no entrar en luchas con nadie sino enfocarme a lo que Dios me llamó; la madurez le enseña mucho a uno”, reflexionó.

Agregó “mi llamado es Cristo, quiero estar ahí, quiero mantenerme y quiero vivir tranquilo predicando el evangelio”.

Recordó además, como pasó de predicar en el lugar que alquilaba para 40 personas, a la iglesia que tiene ahora, misma que inició quitando una fuerte cantidad de dinero prestado. “Estuvimos unos 14 años para construir lo que tenemos ahora”.

“A través de los años formé líderes, pastores, somos más de 80 iglesias en el país, 40 en el exterior; Guatemala México, Estados Unidos, España y hasta en Francia, aparte de eso tenemos la escuela, la Universidad Cristiana de Honduras, el orfanato Casa Hogar Luz y los medios de comunicación”, detalló.

Para las tormentas Eta e Iota, albergaron a 1000 personas afectadas. Por un mes el ministerio les dio desayuno, almuerzo, cena y medicamentos a través de brigadas médicas. “Fue un ejército movilizándose para ayudar a estas personas, fue maravilloso para nosotros poder servir”, destacó.

“LA IGLESIA DEBE DESPERTAR”

El rol de la iglesia en una sociedad convulsionada como la actual, para la que es normal beber bebidas alcohólicas, drogarse, tener relaciones prematuras, el apóstol dijo que “es una tarea muy fuerte, creo que la iglesia tiene que despertar porque la pandemia como que ha adormecido la iglesia y la iglesia debe despertar y darse cuenta que tiene un trabajo muy grande”.

Explicó que ellos están trabajado “a través de los grupos familiares en los barrios y colonia y estamos alcanzando a mucha gente de todos los niveles, de todas las situaciones difíciles”.

“La gente joven se nos está yendo, la gente dinámica es la que está migrando, y ese es un peligro para el país. Dios quiera que ahora que comenzó un nuevo Gobierno esto se pueda detener porque este ha sido un problema serio para la vida en la nación”, expresó.

7E72C2C7-88C5-4187-8834-07DAE7B9FBF8

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve + 19 =