Antes de fin de semana deberían ser reanudadas las negociaciones por el salario mínimo

Al menos así lo considera el director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina.

Y es que las negociaciones desde diciembre anterior han ido cuesta arriba, como más rogando a que así quede, que mejor avancemos. Paradójicamente los argumentos del sector privado para no acordar un nuevo incremento, coinciden con los del sector obrero en aumentarlo; y es la crisis tras un año de pandemia y los efectos de las tormentas tropicales Eta e Iota.

Así es como las propuestas del sector empleador y los trabajadores están sobre la mesa, los trabajadores piden un incremento al salario mínimo de al menos 4.01 por ciento, que fue el índice de inflación en 2020.

Por su parte, los empresarios propusieron que las empresas de 1 a 50 trabajadores no paguen un ajuste al salario mínimo, de 51 a 150 paguen el 1 por ciento de incremento, de 151 en adelante paguen lo correspondiente a la inflación (4.01%) y que el sector agrícola no pague este incremento.

Esto ha generado un tanto de malestar en el sector obrero, tanto que han amenazado con retirarse de la mesa de trabajo y que sea el Gobierno quien aplique el reajuste que considere prudente.

“Esperamos la convocatoria para podernos sentar a continuar conversando entre el sector trabajador, el sector empleador y el Gobierno, para lograr un acercamiento en las posiciones que se han tenido hasta ahora y se pueda concretar el tema del salario mínimo para este año tan difícil”, dijo.

“Seguramente esta semana se retomen esas negociaciones, yo diría que el viernes a más tardar nos estaríamos reuniendo para lograr los acercamientos necesarios y hacer una revisión para que se mantengan y se recuperen los puestos de trabajo”, manifestó Medina.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *