Angie Mcinvale: La estadounidense que renunció a su agenda de vida por amor a la niñez hondureña

Angie Mcinvale: La estadounidense que renunció a su agenda de vida por amor a la niñez hondureña


  • La fundadora del “Hogar Esperanza”, quien se casó con un hondureño, lleva 25 años sirviendo a los niños de Honduras

Angie Mcinvale de Altamirano, es una estadounidense que tenía una agenda de vida en Estados Unidos, pero un viaje a Honduras le cambió por completo sus prioridades, y es que la extranjera que llegó al país hacer un voluntariado por tres meses, se enamoró tanto de las tierras catrachas y de los niños que sin pensarlo decidió quedarse a vivir en esta nación, para servir a los pequeños  que más lo necesitan.

Para quienes no tienen la fortuna de conocerla, Angie es la fundadora del Hogar Esperanza (“Hope House”), organización que proporciona refugio seguro para los niños hondureños nacidos en pobreza extrema, y que han sufrido abuso.

WhatsApp Image 2022-07-08 at 12.12.28 AM

En el lugar, ella y su esposo les ofrecen la oportunidad no solo de sanar si no de prosperar, educarse y, en última instancia, servir como agentes de cambio positivo en sus comunidades.

“En el principio no vine pensando que iba a quedarme toda la vida, vine supuestamente tres meses como voluntaria a vivir con una familia que yo había conocido, más bien es familia de mi esposo ahora”, relató Angie al periodista Carlos Martínez en su sección “Platiquemos” del programa “En La Mira”.

La estadounidense dijo que está encantada de Honduras, “es un país lindo, pero los niños captaron mi corazón”, confesó.

Contó que en aquel momento, cuando ella llegó a Honduras estaba recién graduada de la universidad. Ella se fue a su país pero con la intención de regresar.

“Tenía una lista grande de qué iba hacer, pero al final de cuentas no he hecho nada (de lo que planificó), pero Dios cambió mi corazón, la dirección de mi vida, y después de estar como voluntaria tres meses, y me quedé tres meses más, tres meses más y 25 años después aquí estoy”, comentó.

16C43E36-0699-467D-A0E4-99E68B48BDB1

Así comienza “Esperanza”

Hogar Esperanza comenzó en San Pedro Sula con dos casas; dos niños fueron los primeros que entraron, en el año 2000, “poco a poco fuimos creciendo, la verdad que fue por fe” que lo lograron.

Lo anterior, porque dijo que ella era recién graduada de la universidad, sin ningún ingreso económico, “no sabía cómo hacer, pero por fe dimos un paso adelante, trajimos a los niños, y había personas hondureñas y extranjeros que comenzaron apoyar y poco a poco fuimos creciendo; hoy en día ya el ministerio es mucho más grande”, resaltó.

“Ya tenemos un hogar de niños en Potrerillos, también viendo la necesidad de una educación mayor o mejor para ellos por sus situaciones comenzamos una escuela, damos becas a los niños más vulnerables de la comunidad, que quizás no van a tener la posibilidad de estudiar de otra forma”, comentó Angie.

Reveló que están atendiendo en la comunidad, donde están llegando familias y al llegar vio que sacan agua de un nacimiento sucio que estaba ahí, “no tenía acceso a agua y me quebrantó el corazón al ver que teníamos que cerrar el predio, estamos cortando el acceso al agua es lo más básico que uno más necesita, y después comenzamos a crear Fuente de Esperanza, hay camiones que llegan dos veces a la semana”.

“Nosotros somos una institución cristianan, y compartimos del evangelio con ellos, y después les abrimos la llaves, y ellos llenan sus botellones, el agua que llevan es purificada”, agregó.

Dijo que al principio, su papá no  estaba de acuerdo con que se quedar a vivir en Honduras, pero después incluso hasta ellos se vinieron a vivir una temporada con ella. “Ellos vieron que era mi pasó”, expuso.

El esposo, su otro amor

Angie contó que el otro amor que la retuvo en Honduras fue su esposo, con quien 12 años después se casó.

Memorizó que al inicio fueron amigos, “es muy caballeroso y muy servicial”, destacó de su esposo, con quien tienen niños a los que adoptaron.

Respecto a uno de los casos de los menores, contó la historia de uno que falleció en su poder, debido a que estaba delicado de salud.

“Al final lo llevamos a los Estados Unidos porque ya solo podría detectar".

Al final el niño que habían rescatado en el municipio de La Lima dentro de una bolsa de basura falleció, y acuatualemnte una fundación en Estados Unidos que lleva el nombre de su hijo, Mario Foundation,

Al gobierno pidió apoyo para que haya más apoyo de parte de ellos, porque hay bastante papelo, y hay muchas trabas.

1BE72626-7265-4F25-968F-B37DBF535F57

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 1 =