AMENAZA DE APAGONES: ¿Realidad o extorsión?

Diversos sectores tienen dudas de la veracidad objetiva de la advertencia que Honduras podría recibir racionamientos de electricidad a partir del mes de marzo, eso porque considera que es una forma de presionar al gobierno para que firme contra de compra de energía por más de 200 megavatios, ante la renuencia del Congreso Nacional de firmarlo a finales del año anterior.

La alarma sobre los racionamientos de fluido eléctrico o “apagones” está emitida. Las autoridades de la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE) y del Operador de Sistemas (ODS), expresaron que desde finales de 2019 se había advertido que, en caso de no licitar 260 megavatios, en marzo de 2020 podrían iniciar las interrupciones del servicio.

La Empresa Nacional de Energía Eléctrica debe invertir unos 200 millones de dólares para atender la demanda inmediata en el período 2020 y 2021.

Los conocedores del sub-sector eléctrico han señalado en reiteradas ocaasiones, que la ENEE debía de mantener vigentes contratos de potencia firme suficientes para cubrir la demanda, mediante licitaciones públicas supervisadas por la CREE.

Sin embargo por alguna circunstancia ‘INCONTROLABLE’ la mayoría de los contratos de compra de energía han sido suscritos de forma leonina contra los intereses del Estado, hasta llegar al colmo que algunas de esas comprar nunca fueron entregadas; pero sí cobradas.

En 2019 fue aprobado un programa de expansión en los rubros de generación y transmisión que establece la contratación de 260 megavatios en 2020, la compra de 100 megavatios en 2021 y de otros 500 en 2024.

Para 2021 se recomendaba la ejecución de contratos de corto plazo; es decir, de tres a cuatro años de duración; mientras que para 2024 se establecía la adquisición de potencia mediante proyectos adjudicados en tiempo extendido de 10 a 15 años.

A pesar que diversos sectores han señalado la necesidad de revisar el precio de compra de energía, incluso el Gobierno ha anunciado revisión de contratos, la realidad generada desde el Legislativo y los efectos por la negativa a firmar un contrato, por los elevados pecios de venta, ha puesto al descubierto que el poder económico en Honduras en verdad es INFLUYENTE.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


cuatro × 2 =