Altas tarifas en Toncontín pone ‘a volar’ la insatisfacción de los usuarios

Es el vicepresidente del Denis Castro Bobadilla, quien hoy ‘ha puesto grito al cielo’ al no encontrar justificación que esta terminal aeroportuaria pueda brindar un servicio de calidad con precios cómodos, silos aviones están partiendo con asientos vacíos.

Contrario a lo que ha sucedido en otros países que desde reabrieron operaciones los aeropuertos lo han hecho con ofertas atractivas para ganarse la voluntad de viajeros, en Honduras dan la impresión que no desean que la gente viaje y utilice esta terminal.

En ese sentido, el diputado alzó su voz, porque los costos de los pasajes aéreos que están elevados bajen de precio, que las tarifas aeroportuarias también bajen de precio.

Porque debido a que en el país reciente la afluencia de pasajeros, las aerolíneas han cancelado sus vuelos por causa de la emergencia sanitaria, realizar cobros como si se estuviera en temporada alta es un lujo que no debe darse en estos momentos, insistió.

Castro Bobadilla sospecha que el alza de tarifas viene por la demanda derivada de tener cerrado el aeropuerto Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula y que  no operable para vuelos internacionales, el Golosón de La Ceiba por sus condiciones de su pista, tampoco puede atender vuelos internacionales, entonces se vienen todos los pasajeros desde la zona norte al Toncontín.

Lo cual consideró injusto para los usuarios y para el país. Puso como ejemplo que el valor del boleto es de 817 dólares de Tegucigalpa a Miami y, 721 de regreso, es decir, unos 1,500 dólares de ida y vuelta.

Cuestionó que se está haciendo el negocio a vista y paciencia de la Dirección de Protección al Consumidor y las mismas personas que no conocen algunos aspectos legales en que pudieran recurrir dentro del país, ya que eso “no es un precio correcto”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *