Almagro culpa al Gobierno de Honduras por la falta de acuerdo para la MACCIH

En cumplimiento del principio de transparencia que debe tener toda actividad pública –nacional o internacional-, la falta de acuerdo en las negociaciones para la renovación de la Misión se concentra en la imposibilidad de la MACCIH de continuar acompañando y colaborando activamente a través de los equipos MACCIH-UFECIC (Unidad Fiscal Especializada contra la Impunidad y la Corrupción).

Para la Secretaría General de la OEA resulta fundamental en el caso hondureño que el presente mecanismo de cooperación que constituye la MACCIH continúe contando con un componente de acompañamiento a las capacidades y actividades investigativas del Ministerio Público (Ufecic).

Lamentablemente, la posición del Gobierno de Honduras ha sido la de no acompañar este planteo, lo cual ha hecho imposible la renovación de la Misión.

Al momento de finalización de funciones de la MACCIH, la Secretaría General desea extender el agradecimiento y reconocimiento a los integrantes de la Misión por su excelente y profesional trabajo.

Se destaca especialmente el trabajo del ex Vocero Luiz Antonio Marrey Guimaraes y de la Vocera Interina Ana María Calderón, así como de los equipos de cada una de las divisiones de la Misión.

Del mismo modo, la Secretaría General desea extender su agradecimiento al Fiscal General, Oscar Chinchilla, así como a las instituciones hondureñas, por el trabajo mancomunado de estos años.

Igualmente, la Secretaría General de la OEA agradece su apoyo y participación a los países donantes, sin cuyo compromiso e interés no hubiera resultado posible llevar adelante las tareas de la Misión.

El Sistema Interamericano cuenta con los mecanismos y acuerdos necesarios para continuar monitoreando el estado de la corrupción e impunidad en Honduras, entre ellos el Mecanismo de Seguimiento de la Convención Interamericana contra la Corrupción (MESICIC), y continuará haciendo constante seguimiento de la situación en el país.

Finalmente, la Secretaría General de la OEA expresa a la ciudadanía e instituciones hondureñas su vocación permanente de trabajo y acompañamiento al país, con el ánimo indeclinable de contribuir al fortalecimiento de la democracia, los derechos humanos, el desarrollo y la seguridad de Honduras y de su gente.


Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


6 + 1 =