Algunos tips de bioseguridad ahora que más gente va a andar circulando

recorte cap doctora


La doctora Lucía Argüello, que por su profesión como endodonsista hace de la desinfección su diario vivir, no duda que la reapertura de la economía traerá, de forma ineludible un repunte en los casos de Covid, reconoce que para el país es un punto muy complicado, porque como expone, una persona si no trabaja cómo va a poder alimentar a su familia, o una empresa si no produce cómo va a pagar planillas.

Entonces, en este punto lo mejor es cuidarse uno mismo; pero no solo decirlo o escucharlo hay que hacerlo, porque esto del Covid es serio. “Si salimos y nosotros somos los que traemos los ingresos a nuestra casa, puede ser que esos seres queden sin la persona de por vida, verdad, porque es un riesgo el salir”, remarcó.

“Pero si salimos, porque tenemos que salir a trabajar creo que lo mejor es protegernos. ¿Cómo hacerlo? Pues, utilizando mascarillas (mejor si son buenas), utilizar ya sea una N-95 (que sean certificado Niosh), puede ser el equivalente a una KN-95, pero que sea de buena calidad de 5 ó 6 capas porque allí afuera andan de todo tipo de mascarilla”, advirtió Argüello.

“Preferiblemente que no tengan válvulas, porque si es cierto que refresca dentro de la mascarilla, porque permite que salga el dióxido de carbono, pero solo protege a la persona que anda esa mascarilla, pero no protejo a los demás, porque la válvula permite que salgan las partículas”.

A partir de hoy, cada vez que ingrese a un lugar o negocio, tanto el visitante como los encargados del local están obligados a ser más estrictos con las medidas de bioseguridad, afirma la doctora Argüello.

“Primero que tengan gel antibacterial, esto al momento de ingresar al negocio; sin embargo lo ideal sería tener una lavamanos en la entrada, con jabón y agua disponibles”, ya que como se ha dicho el virus es susceptible al jabón.

Por lo tanto lo recomendable es lavarse las manos Conagua y jabón, mientras más constante, mejor; en su lugar el gel antibacterial solamente será utilizado cuando no hay lo primero a la mano.

Dado que en la fase uno los negocios de comida no tiene permiso para atender a los comensales dentro y que consuman allí mismo, es que los negocios deben exigir a las personas que al ingresar lleven puesta mascarilla, en especial por aquellas personas que son asintomáticas.

“No van a tener la tos, probablemente nunca van a llegar a tener un cuadro de fiebre, o nunca lleguen a tener sintomatología”, afirmó.

En cuanto a los líquidos desinfectantes que a menudo se instalan en la puerta de ingreso de algunos negocios, dijo que no siempre funcionan, porque por ejemplo si los zapatos andan lodo, esos líquidos como amonio cuaternario, o ácido hipocloroso, o cloro que es una molécula muy inestable, que solo con la luz del sol se descompone, entonces todo eso no le va a funcionar.

“Entre más materia orgánica va quedando en el pediluvio más disminuye la capacidad antimicrobiana, en todo caso lo mejor es que sea aplicado con bomba en los zapatos”, recomendó.

Señaló algunos de los errores más comunes que se cometen en el uso de mascarillas. “Por ejemplo las mascarillas que de color azul por un lado y blanco por otro, aunque también además azul las hay en verde, o de otros colores; pues bien en ese tipo de mascarillas el color siempre va afuera porque esa es la capa impermeable, es la que impide el ingreso de sustancias”.

“La capa interna que usualmente es la blanca, es la que absorbe, aunque siempre tiene un grado de impermeabilidad, también tiene la propiedad de absorber mi humedad al hablar y respirar”.

Recomendó nunca usarla dejando expuesta la nariz por que por allí también entra el virus, no usarla nunca en la garganta porque allí no le protegerá de nada, no andarla acomodando a cada instante, porque la puede contaminar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.