Algunos estados de EEUU comienzan a reabrir y las muertes superan ya las 50.000

24virus-openstates01-videoSixteenByNineJumbo1600-v2

La cifra de muertos por coronavirus en Estados Unidos superó los 50.0000, mientras Georgia, Oklahoma y otros pocos estados dieron sus primeros pasos para reabrir negocios el viernes, pese a las advertencias del presidente Donald Trump y de expertos de salud.

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, autorizó la apertura de gimnasios, peluquerías, salones de tatuajes y algunos otros negocios, ignorando las advertencias de los expertos en salud pública de que relajar las restricciones podría provocar un aumento en los casos y muertes por coronavirus.

Y arremetió contra los medios de comunicacion: ICYMI: La crítica mediática del gobernador Kemp por reabrir Georgia es deshonesta e hipócrita.

Brian Kemp (@BrianKempGA)

El estado sureño se ha convertido en el centro del debate sobre la rapidez con que la actividad debe volver al país. La enfermedad de COVID-19 está matando a miles de estadounidenses diariamente, pero también las políticas de confinamiento han dejado sin empleo a millones.

“Nos hemos estado haciendo mucho daño”, dijo Lester Crowell, propietario y gerente de la peluquería Three-13 en los suburbios de Atlanta, que volvió a abrir después de 33 días. “Tuve que usar mi propia cuenta bancaria para mantener las luces encendidas”, dijo.

Pese a las pérdidas de ingresos, no todas las empresas están aprovechando la oportunidad de reabrir. Shay Cannon, propietario de Liberty Tattoo en Atlanta, dijo que volvería a trabajar recién en mayo, únicamente con cita previa, y que no preveía un regreso a la normalidad hasta junio o incluso más adelante.

“No abriremos hoy, sentimos que es demasiado pronto”, dijo Cannon a Reuters. “Solo estamos mirando los números y haciendo lo que nos parece correcto”.

Los muertos por COVID-19 en Estados Unidos, la cifra más alta del mundo, llegaban a más de 50.000 al viernes, un número que se duplicó en 10 días, según un recuento de Reuters. Los estadounidense que se sabe que fueron contagiados eran más de 875.000.

Georgia es el primer estado en embarcarse en una reapertura generalizada, pero en Oklahoma también subieron la cortina de algunos negocios minoristas el viernes, Florida comenzó a permitir desde la semana pasada que las personas visiten algunas de sus playas, mientras que Carolina del Sur alivió algunas restricciones el lunes.

Trump generó el jueves una nueva confusión sobre las perspectivas de tratamiento de COVID-19, la enfermedad causada por el virus, al sugerir que los científicos deberían investigar si los pacientes podrían curarse al ingerir desinfectante.

Trump y el vicepresidente Mike Pence le dijeron más de una vez a Kemp que aprobaban su plan para levantar las restricciones antes de un cambio de postura del mandatario.

Pres. Trump dice que le dijo al gobernador de Georgia Kemp «Estoy en total desacuerdo con su decisión de abrir ciertas instalaciones», pero tiene que hacer «lo que cree que es correcto». «Creo que los spas y salones de belleza y salones de tatuajes y peluquerías en la fase uno … es demasiado pronto». 

ABC News (@ABC)

Las medidas de restricción han tenido un alto costo para la economía. Datos del Departamento de Trabajo divulgados el jueves mostraron que 26,5 millones de estadounidenses pidieron beneficios por desempleo en las últimas cinco semanas.

Fuente Reuters.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × cuatro =