Algunas cifras rojas de la ENEE se originaron por decisiones tomadas afuera de la empresa

Así lo reconoce el comisionado de la CREE, Leonardo Deras, quien expone además el porqué de la alta tarifa eléctrica en Honduras.

A pesar que la administración de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) considera que con los operativos contra el hurto y mora en el servicio de electricidad vendrá a reducir en gran manera a este desfase financiero, algunos expertos no le abonan credibilidad, si la misma no es acompañada de una “ruta integrada”.

Los interventores de la estatal eléctrica han manifestado que estos operativos serán de forma intensa y con una cobertura progresiva extendida.

Según cifras reveladas, entre un 40 y 50% de residencias en las zonas de alta plusvalía tienen todo tipo de irregularidades, sin embargo, no se reconoce que en las grandes ciudades como el Distrito Central y Valle de Sula, barrios marginales completos están ‘pegados’ a la red de forma ilegal.

También se estima que las pérdidas por hurto significan para la ENEE un monto de 8,000 millones de lempiras al año. Con ello, el porcentaje de pérdidas se ha incrementado hasta en un 36%, siendo este uno de los principales factores por los cuales la tarifa por servicio de electricidad en Honduras sea la más alta en Centro América.

Además, el porcentaje de energía hurtada en Honduras, representa el 26 del total de la energía producida, mientras que 9% se pierde por aspectos técnicos. Con ello, el desbalance administrativo de la ENEE vienen a sumar un 20% a la factura que la empresa entrega a los abonados.

Un estudio elaborado el año anterior calculó el costo del kilovatio hora en L.3.36 (tres lempiras 36 centavos), sin embargo la tarifa promedio fue de L.4.23 (cuatro lempiras 23 centavos) y hasta finalizar el primer semestre de 2021, el pasivo total de la ENEE fue de 83,000 millones de lempiras, con un déficit acumulado de 63,000 millones de lempiras, más cuentas pendientes por pagar por un monto de 13,000 millones de lempiras.

Ante este tétrico panorama financiero, el integrante de la Comisión Reguladora de la Energía Eléctrica (CREE), Leonardo Deras, reconoce que el problema de hurto de energía solo es uno de los factores que tienen ‘en coma’ a la empresa.

“Efectivamente, los que de una u otra forma hemos participado en la administración de la ENEE, sabemos que esto es resultado también a malas decisiones tomadas con anterioridad. Pero siendo realistas, también llegamos a la conclusión que muchos de los enormes problemas que tiene la ENEE no surgieron dentro de la institución”.

“Salieron de otros sectores que normalmente no lo dicen, o no lo atribuyen, por ejemplo, la enorme cantidad de contratos o PPA que tenemos, más que todo en el tema de energía renovable, que desafortunadamente nacieron bajo un esquema totalmente equivocado, de querer fijar el precio unitario de la energía mediante costos marginales y no basados sobre la competitividad”.

Entuerto que lo atribuye a la aprobación del decreto número 70-2007, que afirma no nació dentro de la ENEE, sino como una política de gobierno de ese momento para incentivar la producción de energía renovable, mencionó.

“Crean ese modelo, pero le agregan una cantidad de incentivos que hacen que hoy por hoy estemos adquiriendo la energía casi al doble de los que se adquiere en esta misma región centroamericana”, lamentó.

Lo cual es muy similar a las concesiones que se vienen otorgando en el país, carreteras, puertos, aeropuertos y ahora lasa ZEDE’s.  Aquí tenemos un efecto negativo de esas pésimas decisiones tomadas en el Congreso Nacional que al paso de unos pocos años se siente el peso de ello y luego ya no se haya qué hacer.

Así que empresarios, que a menudo se quejan del alto precio de la tarifa por consumo de electricidad y que los pone en situación de desventaja competitiva en la región, aquí está la respuesta del por qué sucede eso.

De ahí la importancia que los diputados no se crean ni actúen como soberanos. En decisiones trascendentales deben consultar a los diversos sectores y no aparecen de repente, como lo hacen, con esas fétidas diarreas legislativas, porque ellos se van de sus curules, quizá hasta le saquen provecho particular, pero la inmundicia ahí queda y perdura por mucho tiempo más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 15 =