Alfonso Díaz Narváez: “Reformas electorales no conllevan nada para transparentar el proceso”

En su carácter de presidente del Partido Unificación Democrática (UD), Narváez revela que en su partido esperaban que por lo menos se dieran consensos en torno al proceso intrínseco de las elecciones.

“Como por ejemplo el tema de la transmisión de votos, el tema mismo de la mesa electoral, que se denunció mucho lo de las credenciales; y nosotros planteábamos, bueno, está bien, ustedes dicen que hay un problema con la credencial, pero ese tema se vendió (fue expuesto) como si solo somos los partidos pequeños, cuando en realidad el problema de las credenciales proviene de todos los partidos, dijo Narváez.

Expuso que durante el día de las elecciones el principal ente es la mesa electoral, porque se tiene que transparentar, tiene que contar de forma correcta los votos. “Temas que planteábamos; bueno si el problema es la credencia y la configuración actual, saquemos los partidos políticos y cuidanicemos las mesas”.

“Bueno, si no hay voluntad política para eso, hagamos otra propuesta; siempre saquemos a los partidos políticos y pongamos la figura de fiscales. Si hay un fiscal de cada partido político mirando a ciudadanos neutrales que estén en la mesa electoral y hagan el conteo de los votos”, expuso el presidente de la UD.

Sin embargo, a pesar que esta fue una posibilidad discutida de forma amplia, al final no se dio. “Es que una cosa es la que se dice y otra la voluntad política a la hora de aprobar y esa es una realidad porque a veces el político dice lo que la gente quiere escuchar, pero a la hora de tomar las decisiones es diferente”.

“Entonces el primer paso era el tema de la mesa, porque después de la mesa viene la transmisión de los datos. Cómo hacemos para que en realidad puedan transmitirse los datos de cada punto hacia Tegucigalpa y que por lo menos no haya ninguna suspicacia en todo el proceso; eso es en el durante (el proceso)”.

“En el después, tiene que ver con el papel que va a jugar el nuevo Tribunal de Justicia Electoral  (TJE), con el tema de cualquier denuncia que se recoja, o proceso que no se dé en las condiciones normales en cualquier parte del país. Entonces son varias las observaciones que se hacían del proceso en si”, insistió Narváez.

EL REQUISITO DE LOS 70 MIL VOTOS PRESIDENCIALES PARA NO DESAPARECER

En este aspecto Narváez reconoció que es un verdadero reto. “Recordemos que no solo es por participar que tenemos acceso al 15% de la deuda electoral, según la ley debemos recibir 10 mil votos como mínimo en el nivel más votado, sea a nivel de presidente o de alcaldías”.

“El asunto es que de cuánto fue la votación aproximada del anterior período, como del 50 y el 52%, anduvo un poco arriba de tres millones y algo, porque el último padrón electoral era como de seis millones y pico. Hoy el 2% son 70 mil votos, si nosotros multiplicamos 70 mil votos por 10, o por 11, es arriba de los 700 mil votos, que representa como el 25, el 26%, recordemos que hoy tenemos 14 candidaturas presidenciales, entonces multiplique 14 por 70 mil, le salen arriba de los 700 mil votos”.

“Entonces está hablando casi de entre un 26 y un 28% montar en la votación, entonces prácticamente tenemos que alcanzar un nivel record de participación en las próximas elecciones. Si tenemos una participación, digamos, del 50% en las últimas elecciones, tendríamos que alcanzar el 75%, para que por lo menos los demás podamos cumplir el 2%, o sea algo ilógico”, razonó Narváez.

“Nosotros planteábamos que en realidad se mirara el 2% pero en el nivel electivo más votado porque, es que no está en piedra que sea como referencia el nivel presidencial, porque nosotros no competimos solo a nivel presidencial, sino los cuatro que entran en competencia, porque recordemos que el representante al Parlacen entra ahora también en esta competencia”, expuso.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


diecisiete − ocho =