Alemania, Polonia y Suecia expulsan a un diplomático ruso cada uno en respuesta a medidas similares por parte de Moscú

detenciones-masivas-en-rusia-en-las-manifestaciones-de-apoyo-a-navalni-44


Los Ministerios de Exteriores de Alemania, Polonia y Suecia han anunciado este lunes la expulsión de un diplomático ruso de sus respectivos países en respuesta a las medidas similares tomadas por Moscú la semana pasada.

Concretamente, la Cancillería polaca declaró persona no grata a un empleado del Consulado General de Rusia en Poznan y agregó que tomó la decisión "de acuerdo con el principio de reciprocidad y en coordinación con Alemania y Suecia".

Suecia, por su parte, notificó al embajador de Rusia en Estocolmo que "se pide que una persona de la Embajada rusa abandone Suecia", mientras que Alemania "declaró a un empleado de la Embajada rusa en Berlín persona no grata".

En respuesta, el Ministerio de Exteriores de Rusia señaló que considera "infundada" y "hostil" la expulsión de los diplomáticos rusos de estos tres países europeos. "Las decisiones de hoy de Polonia, Alemania y Suecia son infundadas y hostiles y son una continuación de la misma serie de acciones que Occidente está tomando con respecto a nuestro país, que calificamos como injerencia en los asuntos internos", aseveró la vocera María Zajárova.

El 5 de febrero, la Cancillería rusa declaró personas no gratas a tres diplomáticos de Alemania, Polonia y Suecia que participaron en protestas no autorizadas organizadas en Moscú y San Petersburgo el 23 de enero.

El organismo convocó a la embajadora sueca, al encargado de negocios de Polonia y al enviado de la Embajada alemana, a quienes presentó una protesta en relación con la participación de sus subordinados en manifestaciones no autorizadas. El ministerio consideró que esas acciones fueron "inaceptables" e "inapropiadas para su estatus diplomático" y expresó la esperanza de que, en el futuro, los representantes de esos tres países de la UE respeten "estrictamente las normas del derecho internacional".

El 23 y el 31 de enero, en varias ciudades de Rusia se produjeron protestas en apoyo al opositor ruso Alexéi Navalny. Algunas personas también se manifestaron la noche del 2 de febrero, poco después de que un tribunal de Moscú sustituyera la sentencia condicional de Navalny relacionada con el caso de fraude Yves Rocher por una efectiva de tres años y medio de prisión que, tras descontar el año que pasó bajo arresto domiciliario, será de dos año y medio en una cárcel de régimen general.

Fuente RT Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.