Albergue de la 33 calle en San Pedro Sula ya fue cerrado, más de 300 familias retornaron a sus casas

unnamed (16)


Más de 300 familias que continuaban refugiadas en el albergue de la 33 calle de San Pedro Sula debido a las inundaciones de las tormentas Eta y Iota regresaron este fin de semana a sus casas. El albergue funcionó aproximadamente por más de dos meses en un local que pertenece al Instituto Hondureño del Transporte Terrestre.

Con el retorno de las familias a sus casas, en distintos lugares del Valle de Sula, como Chamelecón, la Rivera Hernández, Potrerillos y Pimienta, el albergue de la 33 calle ya quedó cerrado, como parte de las acciones del Gobierno.

Las familias regresaron en compañía de la designada presidencial María Antonia Rivera, quien les entregó paquetes con menaje y alimentos,  que incluyen camas, estufa, chimbo de gas, enseres de cocina, kit de limpieza, kit para bebé, de higiene personal y bioseguridad.

Seguir adelante

Nilsson Rivera, uno de los afectados que regresó a su hogar, dijo que “por la llena yo quedé sin nada; agradezco a todos los que nos andan ayudando”.

Marvin Rivera, que también estuvo albergado y se benefició con el paquete de ayudas, epresó “el río nos llevó la cama y las cositas. Nos llevaron al albergue de la 33 calle y estoy muy agradecido por lo que han hecho por nosotros y más con esta ayuda que estamos recibiendo”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.