Al advertir a infractores del toque de queda autoridades recuerdan que la única intención es atenuar el impacto del Covid

BAILONGO

Porque los negocios nocturnos están operando sin autorización y sin respetar las medidas de bioseguridad, ahora muy comunes y de uso obligatorio debido a la pandemia, autoridades justifican los constantes operativos en negocios nocturnos.

Es así como el director regional de la Secretaría del Trabajo, Alexánder Leiva, designado por el Gobierno para el tema Covid en la zona norte expresa.

“En este momento desafortunadamente existe la segregación en el país para tratar de aminorar el impacto que pudiese ocasionar el Covid. El objetivo es sencillamente culturizar a nuestra gente y disminuir la cantidad de contagiados que se pudiesen generar”, dijo Leiva.

En tal sentido recordó que las sanciones que indica el PCM, sobre quienes circulen en el día en que no les toca, lo que corresponde es detención por un término de 24 horas y se va a sancionar al negocio que permita su ingreso.

“Nosotros entendemos que es una situación sumamente compleja por el hecho de la difícil situación económica que han vivido diferentes negocios, sabemos que es duro haber estado encerrados varios meses y que la percepción del dueño es la de tratar de recuperar lo que no pudieron generar en todo ese período de confinamiento”, manifestó Leiva.

Lamentó que tanto en el comercio como en gran parte de la población no existe la cultura del cumplimiento a la normativa y desafortunadamente, al no haber esa contención lo que hace la gente es exponerse al virus. “Créame que no es agradable ir a decir a una empresa o a un emprendedor que se le va a sancionar cuando ya sabe que la multa es alta y lo que yo quiero es hacer conciencia que lo que están haciendo sencillamente es exponiéndose, porque el Covid no ha desaparecido”.

“Pero la realidad es esa que los establecimientos comerciales no lo están respetando, de ahí a que nos veamos obligados a andarlos persiguiendo, es sumamente penoso tener que llegar e indicarle a la gente que tiene que respetar”, reprochó que los departamentos municipales de justicia no estén de la mano con ellos en esta labor.

“Por ejemplo en Jardines (colonia Jardines del Valle), que nosotros sabemos que hay bares disfrazados de restaurantes que operan bajo esta circunstancia aun sin importarles el riesgo; probablemente activen los protocolos cuando nosotros llegamos, pero desafortunadamente estamos jugando al gato y al ratón”, apuntó.

Y QUÉ HAY DE LAS CONCENTRACIONES POLÍTICAS

En este sentido manifestó que es a los entes electorales que corresponde. “Desafortunadamente nosotros no somos el ente rector que regula este tipo de situaciones, porque nosotros solo estamos enmarcados a los diferentes tipos de negocios. Pero esto otro le corresponde a los entes electorales a los cuales ellos (los políticos) están supeditados”.

“Como ente rector ellos deberían resolver este tipo de situaciones y la Policía Nacional que definitivamente ellos deben de hacer algún tipo de solicitud a las autoridades que correspondan”, manifestó.

EL ACOMPAÑAMIENTO POLICIAL EN LOS OPERATIVOS NOCTURNOS

De su parte el inspector José Omar Mejía Perdomo expuso que todas las misiones que salen a efectuar quedan registradas en un informe que elaboran a diario. “Este informe en primer instancia va a la Secretaría del Trabajo, sin embargo si es una situación que puede generar riesgo inminente se puede girar también un informe al Ministerio Público”.

“Esto nos lleva a nosotros a ser responsables y a tomar en cuenta y en consideración que solo aquellas personas que se encuentran bajo un salvoconducto le permite el desplazamiento según lo indicado”, expuso el inspector Mejía.

Agregó que “estas personas que se exponen a andar en la calle saben que están cometiendo una falta porque ya está establecido en ley y donde está regulada la circulación. Entonces se llama a la responsabilidad de cada negocio para que pueda captar de esta manera las instrucciones y sea un apoyo constante para nosotros”.

Confirmó que a la fecha han realizado un aproximado de 90 inspecciones con el acompañamiento de la Secretaría del Trabajo en diversos negocios. “Hemos llegado a negocios que son restaurantes, pero que funcionan también como discotecas. Este fin de semana tuvimos algunas situaciones penosas para nosotros, porque en un negocia habían cerca de 80 personas que no les correspondía circular, sin embargo ya eran las 11:00 de la noche”, ejemplificó.

Acción que la catalogó como absoluta irresponsabilidad porque se exponen (al virus) y se exponen también a ser detenidos y trasladados a una sede policial. Lo que demuestra que en realidad la población no está preparada para cumplir las normas, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 3 =