Ahora sí, no existe ambiente para que tarjeta de identidad ‘viejita’ reciba alguna prórroga

principal_identidad-1

Por ello, definitivamente, con el año viejo también se va la vieja tarjeta de identidad, de tal modo que todas las transacciones legales y formales-oficiales solo podrán ser realizadas mediante el nuevo Documento Nacional de Identificación (DNI) o nueva tarjeta de identidad.

Así lo confirma el comisionado presidente del Registro Nacional de las Personas (RNP), Óscar Rivera. “No creo que vaya a haber más vigencia, ya no hay ambiente, ya el tema electoral ya pasó, no creo que el Congreso dé otra prórroga, hay que ir ordenando lo que tiene que ver con la tarjeta nueva y resolver cada una de las situaciones que se den alrededor del mismo”, apuntó.

Uno de los objetivos previstos es que, en lo sucesivo, la entrega del DNI se llegue a realilzar de forma inmediata, lo cual sería de suma satisfacción para la ciudadanía.

Captura rivera

Al ser consultado si eso sería tal como sucede con la entrega de pasaportes, así respondió.

“Sí realmente, las tecnologías que hemos adquirido y las soluciones que tenemos como registro nos va a permitir hacer eso; lo único es que a diferencia de los procesos de pasaporte la cantidad de documentos DNI que se solicitan es mucha mayor que los pasaportes”.

“Lo que vamos a hacer es descentralizar la impresión en un futuro cercano”, siendo así ya nos vamos entendiendo, porque la falta de modernidad es lo que más ha afectado al Estado, esto tan solo después de la corrupción.

“Los servicios de impresión en primera instancia los vamos a instalar en Tegucigalpa; pero casi de inmediato estaremos dando el servicio a nivel regional para que la entrega del DNI sea expedita, es decir, inmediatamente posterior a la solicitud del ciudadano. Para que tengamos una idea, la fábrica que estamos montando en Tegucigalpa, nos va a permitir tener dos equipos más regionales”, afirmó el funcionario del RNP.

Por otra parte, una vez que la actual tarjeta de identidad deje tener validez, que como les dijimos eso será a partir del nuevo año, toda la inmensa cantidad de estos documentos, que por años se acumularon en las distintas oficinas municipales del RNP, porque sus solicitantes nunca acudieron a reclamarlas, sea porque fallecieron, porque abandonaron el país, o porque solicitaron más de uno, pues todas esas tarjetas serán destruidas por el RNP.

“Esas identidades pasan a un proceso de destrucción que está definido en la ley, se convoca a la gente del Instituto de Acceso a la Información Pública, a los encargados de Bienes Nacionales y se hace un proceso de destrucción de esos documentos”, que en este caso supera los dos millones, según confirmó Rivera.

Para efectos de elaborar en el país las reposiciones de este documento que solicita la ciudadanía que, como es natural, siempre habrá alguien que se la roben, que la extravíe y por lo tanto van a necesitar una reposición de su documento de identificación,

“Ya tenemos una fábrica nueva, tiene una capacidad de elaborar unas 3,000 tarjetas a diario, además, vamos a ampliar esa capacidad, porque vamos a adquirir un módulo extra para seguir operando y lo vamos a tener en el RNP”, afirmó Rivera.

“Después de este proceso de enrolamiento tendremos la posibilidad de entregar el DNI a los ciudadanos casi de inmediato: ahorita está tardándose un mes, mes y medio. Para que tenga una idea, estamos entregando a nivel nacional 300 tarjetas y enrolando menos de eso, alrededor de 200 personas a diario”.

Estos flujos han bajado significativamente después del proceso electoral y también porque ya la cantidad de personas que quedaron pendientes de retirar su documento han ido mermando a nivel nacional. Pero igual, el RNP continúa dando el servicio de enrolamiento, de reposición y entrega de su DNI.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.