Agentes de la DEA habrían evitado que JOH abandonara el país rumbo a Nicaragua

JOH Jeep

Intención que el parecer el expresidente Juan Orlando Hernández, estuvo a punto de concretar antes que se produjera la detención en su residencia de San Ignacio, de la capital hondureña.

El diputado y abogado, Ramón Barrios, integrante de la comisión legislativa investigadora de los casos de extradiciones en el país y el manejo que han tenido cada uno de estos casos por los diversos operadores de justicia, reveló que el expresidente, Juan Orlando Hernández, antes de su detención, intentó huir a Nicaragua.

Referencia que el legislador afirma, le confiaron agentes de la fuerza antinarcóticos estadounidense (DEA).

“Me entrevisté con la comisión, con personeros del gobierno de Estados Unidos y de la DEA y estos últimos nos confiaron que Hernández intentó entrar a Nicaragua”.

“Y eso fue inmediatamente después que dejó la Presidencia del país, pero fue un comando de la DEA  que lo siguió y le advirtió que si salía hacia el vecino país lo iban a capturar y se lo iban a llevar”, aseveró Barrios.

“Fue entonces -acotó- que Hernández decidió regresar a su casa y quedarse para dar su última batalla en la Corte Suprema de Justicia y afrontar el proceso de extradición, creyendo que todavía dominaba esa estructura del Estado”.

Y aunque Hernández decidió luchar por frenar lo inevitable como es su extradición, Estados Unidos ha ejercido una enorme presión sobre la CSJ, para que estos autoricen que ese hecho se cumpla, expuso el también exjuez de Sentencia.

Según Barrios, el expresidente Hernández, además de buscar refugiarse en Nicaragua también lo hizo ante Israel, pero las peticiones le fueron rechazadas.

Para Barrios, el expresidente Hernández y su equipo de abogados se confiaron, dado que pudieron frenar la extradición de este judicializando alguna denuncia de las muchas que se presentaron en su momento, pero que no lo hicieron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 − 2 =