Agentes de EEUU cuestionan la seguridad fronteriza de Guatemala

En un puesto de control policial, cerca de Ciudad de Guatemala, diez oficiales estadounidenses vestidos de civil supervisaban a agentes fronterizos guatemaltecos que seleccionaban vehículos, revisaban documentos y se alistaban a tomar huellas digitales de migrantes indocumentados.

El programa estadounidense de entrenamiento para las fuerzas de seguridad guatemaltecas, que incluye capacitación en el uso de dispositivos biométricos, fue el primero de dos Acuerdos de Migración creados con el fin de que el país centroamericano detenga el flujo de solicitantes de asilo que van al norte.

“Los operativos se están realizando en puntos estratégicos”, dijo Keneth Morales, policía de la División de Puertos, Aeropuertos y Puestos Fronterizos del país (Dipafront). “Hemos detectado flujos migratorios y tránsito de ilícitos”.

Sin embargo, los agentes estadounidenses que participan en las capacitaciones dijeron a Reuters que encontraron deficiencias en sus contrapartes de Dipafront.

Los agentes de DHS que hablaron, y pidieron omitir sus nombres por seguridad, comentaron que muchos de los policías guatemaltecos desconocían sus propias leyes de migración o carecían de conocimientos básicos sobre técnicas de detención, manejo de armas e interrogatorio de migrantes indocumentados.

En otro puesto de control en Chiquimula, cerca de la frontera con El Salvador, “la gente nos pregunta si somos de la DEA (Administración para el Control de Drogas) y si estamos para ayudarles con el tema de la seguridad … nadie les ha explicado qué estamos haciendo aquí “, dijo un agente estadounidense.

El programa tiene como objetivo entrenar a unos 200 policías guatemaltecos en la instalación de controles fronterizos más estrictos para detectar sospechosos de traficantes de personas y manejar las detenciones y repatriaciones.

Información cortesía de Reuters.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


18 + 2 =