Aficionados que asistan al mundial deberán cuidarse de un virus más letal que el Covid

gripe del camello

Los aficionados que viajen a Qatar para disfrutar del Mundial deben tomar precauciones con un tema de salud. Y es que existe el temor de que el desplazamiento masivo de personas a este país ayude a la propagación de un virus aún más letal que el del Covid-19.

El virus se conoce como MERS-CoV y surgió en Arabia Saudí, país vecino de Qatar, en 2012. Se cree que viene de los murciélagos y que estos lo transmitieron a los dromedarios del desierto de la península arábiga, de ahí que la enfermedad que provoca sea conocida popularmente como la gripe del camello.

Los humanos pueden contagiarse de este virus y, pese a que hace años de su aparición, no existe ninguna vacuna ni tratamiento. La mayoría de personas que se han contagiado eran de Oriente Próximo, aunque también ha habido casos en los últimos años en Europa, Asia o África. Todos ellos, eso sí, eran de gente que había visitado antes esa región.

La sintomatología de la infección por MERS-CoV, conocida también como síndrome respiratorio de Oriente Medio, consiste en tos, expectoración, neumonía, insuficiencia respiratoria y fallo renal y su mortalidad es muy alta, del 30%. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió en 2015 que puede ser uno de los virus que cause una pandemia en el futuro.

Desde 2012 se han reportado más de 2.000 casos de síndrome respiratorio de Oriente Medio y 850 defunciones. Este 2022 Qatar notificó dos positivos, uno de ellos de un propietario de un camello que falleció poco después.

La mayoría de contagios se producen por estar en contacto con camélidos. En agosto de este 2022, la OMS señaló en un informe que el 80% de personas contagiadas con el MERS-CoV habían estado cerca de un camello o dromedario o se habían infectado en el hospital.

Por este motivo, en algunos países están recomendando a sus aficionados que vayan a acudir al Mundial que no hagan los típicos paseos en camello o dromedario en Qatar, algo muy habitual en este país. De hecho, muchas empresas turísticas lo están anunciando pensando en todos los visitantes que recibirán durante el torneo.

“Los fans deben mantenerse alejados de los camellos en Qatar. Ese es el consejo de sentido común para reducir el riesgo de contraer el virus. Es un virus desagradable, mucho más letal que el Covid-19, con una tasa de mortalidad muy alta y actualmente no existe una vacuna efectiva”, cuenta Paul Hunter, profesor de la Universidad de East Anglia, en declaraciones al diario británico ‘The Sun’.

No obstante, estas recomendaciones no pretenden crear alarma, sino que instan a asumir precauciones para evitar riesgos.

Curiosamente, las autoridades qataríes no solo no se han referido a la gripe del camello, sino que han anunciado la retirada de la mayoría de sus restricciones contra el Covid-19 a partir del 1 de noviembre, pocas semanas antes del inicio del Mundial. Así las cosas, no será necesario presentar una prueba PCR o de antígenos negativa al llegar al país o registrarse en la aplicación de rastreo de contactos Ehteraz, aunque sí será obligatorio tenerla para acceder a instalaciones médicas.

Qatar espera recibir 1,2 millones de visitantes durante la disputa del torneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *