Advierte Experto: Tras derogación de Ley de Empleo por Hora vendrán despidos y rebajas salariales

Advierte Experto: Tras derogación de Ley de Empleo por Hora vendrán despidos y rebajas salariales

El abogado Laborista hondureño, Dilld Kenyi  Hernández señala que si bien es cierto, la Ley de Empleo por Hora, restringe, disminuye y tergiversa los derechos laborales de los que gozan los trabajadores contenidos en la Constitución de la República y el Código del Trabajo, resalta que también la misma tiene sus beneficios.

Asegura que debido a esa ley se logró colocar muchos jóvenes y personas de diferentes edades y profesiones a puestos de trabajo, que aún están siendo desempeñados por esas personas, que hoy por hoy están en peligro de ser despedidos, por su derogación.

“Esto porque recordemos que no se puede obligar al patrono a que haga a todo su personal que tiene en este momento, a que se vuelva permanente, ya que esto va ser una carga impositiva hacia la empresa, por todo los derechos laborales que conlleva esta acción”, reflexionó el jurista.

Se refirió a derechos como ser “décimo tercer, décimo cuarto, vacaciones, más todo los demás derechos acumulados por los trabajadores  a lo largo de su permanencia”.

Agregó, que si bien es cierto, la estabilidad laboral es un derecho humano que está protegido por diferentes leyes universales y nacionales, “no es menos cierto que el mismo Estado es el garante de proporcionar las herramientas legales adecuadas tanto para el sector empresarial como para el sector obrero-trabajador”.

Con la derogación de la Ley de Empleo por Hora, “se pretende reivindicar los derechos a los trabajadores, pero y si con esta intención de derogar esta ley, se pierden los empleos ya existentes bajo esta normativa, ¿por qué en los considerandos emitidos y discutidos por los honorables diputados no dejaron claro la postura en relación a los trabajadores que ya están bajo esta modalidad?”, se preguntó.

Para él, los parlamentarios se limitaron a mencionar que ese tipo de trabajo por horas está legalmente regulado desde 1974, mediante el Decreto Ley 121 de aplicación del salario mínimo, por lo cual es factible la contratación de trabajadores tanto por hora como por medio tiempo.

Sin embargo, dijo que “debe reconocerse y pagarse todos los derechos laborales, pero sucede que no hicieron reformas al Código Laboral, donde se actualizara dicho estamento legal, para tener las reglas claras sobre la forma que se iba hacer con estos trabajadores que ya están bajo esta modalidad”.

Mencionó que “si bien es cierto existe un periodo de Vatio Legis, lo único y bajo mi criterio personal es que servirá para restructurar los organigramas de la empresas, (despedir cierto número de personal), otra de las consecuencias que puede tener es la rebaja del salario ya devengado por los trabajadores bajo la modalidad del empleo por hora”.

 

REBAJARÍAN SALARIOS

En ese sentido, refirió que “la ley de empleo por hora derogada establecía la forma de remuneración de los trabajadores contratados en el ámbito de la misma, indexando al pago del salario base un 16% adicional en concepto de derechos adquiridos, más una compensación no habitual equivalente al 4% como auxilio de cesantía; situación que deja de existir en vista de la derogación de la ley antes mencionada”.

Advirtió que esa razón hará que muchos trabajadores vean una rebaja sustancial en sus salarios mensuales, ya que esos porcentajes serán eliminados y pasaran a su estado natural, previo a la creación del Decreto No. 354-2013 de fecha 20 de enero del 2014 y publicado en el diario oficial “La Gaceta” de fecha 31 de marzo del 2014.

“La pregunta del millón es ¿qué va hacer el Gobierno, o el Congreso Nacional, con todo estos trabajadores que serán despedidos, liquidados, ahora que entró en vigencia la derogación de la Ley de Empleo por Hora?, ¿Qué plan de contingencia o reformas pretende hacer en un futuro cercano para incentivar a los empresarios a no despedir a su persona que está bajo esta modalidad?, ¿tiene capacidad de vigilancia la secretaria del Trabajo para hacer auditorias e inspecciones en las empresas para constatar de que se cumpla estas medidas?”, cuestionó el letrado.

Esa derogación a su criterio, “no fue más que mover una pieza del tablero del ajedrez en materia proselitista, ya que fue una derogación consensuada a medias, sin poner en balance las consecuencias que esta derogación conllevaría, como son los despidos que van dar origen con esta derogación”.

Consideró que la medida más adecuada era hacer una reforma a la Ley de Empleo por Hora, en la cual se estableciera las falencias que tenía dicha norma, “ya que era una plataforma de empleabilidad para las micro, medias y grandes empresas, en vista que ya existía una aceptación tanto por los trabajadores como los patronos”.

Respecto al Ministerio del Trabajo dijo que este ya había dado los instructivos sobre los tipos de contratos y procedimientos a seguir, para su inscripción legalmente ante dicha Secretaría.

 

«EMPLEO PASARÁ A MODO INFORMAL”

Admitió, que es cierto que muchos patronos no cumplían los requisitos y de igual manera se los inscribían, pero que “esta era una de las falencias a corregir, así mismo lo de las jornadas mínimas y máximas a emplear para que no se convirtiera en una jornada laboral de ocho horas”.

“Es irónico escuchar al proponente de esta derogación, decir en un tono jocoso que él que no pueda contratar o sostener a los trabajadores bajo la modalidad de permanente, mejor que no abra una empresa”, reprochó.

Concluyó diciendo que “esta derogación tendrá efectos nefastos para las micro y medianas empresas, en vista que ahora será más difícil poder contratar al personal de manera permanente, o si no lo que sucederá es que se volverán muchos empleos que ahora son formales bajo la modalidad Empleo por Hora, a un modo informal, ya que los patronos van a negociar un pago por servicios, obra o simplemente por tiempo definido, y esto lo que ocasionaré es que no se tendrá una estabilidad laboral”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − diez =