Advierte el doctor Umaña: Médicos intensivistas ad-honorem del HLMV pueden verse en situaciones de demandas

HLMV 3


De entrada suena raro, pero en un mundo ‘patas arriba’ como el que estamos viviendo, todo es posible.

Resulta que los tres médicos intensivistas que tenían un contrato definido por meses, caducó. Pero las ‘versátiles’ autoridades que les corresponde, porque no sabemos si es la Secretaría de Salud, o la Fundación que administra el Leonardo Martínez, quien sea, no han sido para nada ágiles en estar a tiempo de renovar el contrato.

Pero los especialistas, conscientes que son los únicos con capacidad para coordinar el trabajo de atención en las salas Covid del Leonardo Martínez, y en un gesto muy ético y plausible decidieron continuar asistiendo a estos pacientes que tanto lo necesitan y cuyas vidas dependen de la labor profesional que se les dedique, a pesar que ya no hay contrato.

Pero consideración de Umaña de no solucionarse el problema legal con los médicos intensivistas del hospital Leonardo Martínez de San Pedro Sula, podrían haber demandas contra los galenos, el centro asistencial, incluso la misma Secretaría de Salud (Sesal), advirtió.

“En este momento los intensivistas del Leonardo Martínez no cuentan con el respaldo legal, si no se tiene una relación contractual con una institución pueden ser demandado fácilmente por un paciente que se sienta agredido, puede demandar a la institución o a los médicos que están ahí”, advirtió el presidente de los doctores del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de la ‘capital industrial’, Carlos Umaña.

Explicó que, esto puede suceder, dado que no están sujetos a un horario, pues una labor voluntaria, y si se siente mal o amenazado puede irse ya que no le están pagando ni está ligado a una situación contractual.

Por otra parte, de irse los intensivistas, se podrían enfrentar a una situación “muy seria”, pues los médicos generales no están capacitados para realizar procedimientos invasivos, como entubaciones, catéteres centrales, colocación de aminas, ni otros procedimientos que se llevan a cabo en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Recordó además, que resulta muy importante que se arregle la situación de las enfermeras, porque los médicos no pueden trabajar solos, así que 60 enfermeras que renunciaron por falta de sueldo y falta de adecuados equipos de protección personal, tienen que ver como las regresan a las salas COVID, cuanto antes, advirtió.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.