Abogado expone que Honduras adolece de un programa de reinserción social para reos

Captura CARCELES


Evidencia de ello es que muchos privados de libertad que ingresan a los reclusorios por delitos leves, al final salen con mayor peligrosidad debido a las actividades negativas que llegan a aprender a los centros penales, ante la ausencia de un programa de rehabilitación.

Quien así lo expone es el abogado especialista en materia penal, César Bonilla. “El problema del hacinamiento en las cárceles en Honduras es histórico, recuerde que las cárceles cuando se crean es para determinada cantidad de privados de libertad y están actualmente con tres, cuatro veces de su capacidad para albergar a reclusos”.

“Desee ahí podemos ver que difícilmente se va a poder controlar los amotinamientos porque el recurso humano que hay es superado totalmente por la cantidad de reclusos que allí guarden prisión”, afirmó el profesional del derecho.

Sus críticas también apuntaron hacia la falta de políticas públicas para la reinserción social de los privados de libertad. “Usted puede ver que a alguien lo detienen hoy y qué dicen, que sale en 10 años y sale sicario y talvez entró por robar gallinas, porque no hay realmente una política pública que se oriente, tal como la Constitución lo establece, a la reinserción del privado de libertad, o sea, no solo es de capturarlo, sino que tiene que haber una política de reinserción, acompañada, desde luego, de una política que corrija el accionar de esta persona y que cuando salga, salga realmente reparado”, dijo Bonilla.

Lamentó que haya sido desechado el programa de granjas penales en donde realmente los reclusos producían su propia comida. Incluso la aplicación de trabajos forzados de ser implementado, porque el ocio no es un buen acompañante, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 2 =