Abogado de la ASJ teme que los casos de corrupción continúen bajo la excusa de la pandemia

A raíz de las compras dolosas que el Estado ha realizado durante la pandemia es que ahora resulta lógico que la población sospeche de situaciones similares, más cuando se presentan inexactitudes como por ejemplo en las fechas de llegada y las cantidades.

El jefe de seguridad y justicia de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), el abogado Kenneth Madrid, considera que podrían estarse cometiendo actos de corrupción en la compra de estas vacunas, dado que de todas las compras que el gobierno asegura haber hecho, apenas una escasa cantidad es la que ha llegado, todo lo demás han sido donaciones.

“Y ahora también se está expectante de qué es lo que está pasando ahora en el año 2021, con la compra de vacunas”, señaló el integrante de la ASJ.

Desde luego que a los funcionarios no les gusta saber de este tipo de comentarios, pero son las acciones las que hablan por ellos. “Y por lo tanto deben acogerse a las buenas prácticas y hacer las cosas con transparencia y eficacia a la vez”, agregó Madrid.

Por otro lado. “El haber elevado también a juicio oral y público el tema de hospitales móviles, demuestra que el hacer mal las cosas también está dando resultados en el plano judicial. Por lo tanto, es un análisis tanto judicial como administrativo, ya no se pueden estar dilapidando los fondos de los hondureños”.

Refirió que hay mucha escasez de. En relación al despilfarro reflejado de instituciones como Invest-H y Copeco, la cantidad de dinero que se ha ido por el drenaje de la corrupción se presume que son miles de millones de lempiras.

“No hay una cifra exacta porque recordemos que son diferentes instituciones que se han visto involucradas en actos de corrupción como es la Copeco, Sesal e Invest. Mire, cada momento va saliendo actos de corrupción diferente y todas esas acciones van al final en detrimento de la atención que deben recibir los hondureños y al final todo va sumando, por lo que ahora son más de 2,000.000.000 millones de lempiras los que se han dilapidado y van contando”, dijo.

Eso porque la pandemia no ha terminado, por lo que el pueblo continúa con demanda de atención, por lo tanto las compras van tener que continuar surgiendo. En cuanto a los gastos. “Hay que ser efectivo, se debe tener en el Ministerio Público una política de persecución e investigación más eficaz; aunque sabemos que el Ministerio Público tiene un presupuesto muy reducido, que trabaja en la medida de lo que puede hacer con ello y por eso es que insistimos que se le debe mejor el presupuesto, lo mismo que al Poder judicial”, consideró.

Eso bajo el supuesto que con un mejor presupuesto mejorarían los resultados. Sin embargo, al llegar este punto quedaría pendiente lo de la independencia del accionar de cada uno de 3estos operadores de justicia. Porque ese es el otro gran obstáculo en la aplicación de la justicia en Honduras, que por cierto para nadie resulta un secreto.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *