Abogado criminalista guarda dudas en torno al desaparecimiento de hondureña en aguas de Roatán

desaparecida pista

Y es que para muchos resulta totalmente extraño lo que le pasó a la joven, pues tampoco encuentran la moto en que ella se movilizaba. De igual forma, las autoridades han determinado que en ese momento el clima no era inconveniente.

En ese sentido, el abogado criminalista, Wilfredo Rubio, habló sobre la situación, pues para él, se deben tomar otras medidas y empezar a manejar otras hipótesis del caso. A través de su cuenta oficial de TikTok él subió varios vídeos sobre la desaparición de Angie Peña.

En primera instancia mencionó que lo primero que escuchó es que una chica había desaparecido, pero hasta ese momento no le parecía extraño, pues en Honduras «todos los días se presentan este tipo de casos».

«A medida va pasando el tiempo, me va llamando la atención ciertas circunstancias, por decirlo así de la escena del crimen», prosiguió.

Como primer elemento, él afirmó que notó raro el testimonio que la chica regresó, pero indicó que daría una última vuelta en la moto acuática y luego se desaparece.

“Desde ahí, me da mala espina, porque muchos de los casos que hemos investigado, así son las declaraciones de los testigos, que las víctimas de crímenes dicen ‘ya regresó y no vuelven a saber de ellas”, explicó.

Por otro lado, el criminalista precisó que mientras no se descubra nada con pruebas, cualquier hipótesis es válida. Por ejemplo, externó que podrían partir de la siguiente:

«La chica no se perdió, sino que tomó un avión y se fue para Tegucigalpa. Es una línea de investigación, voy a ir al aeropuerto, voy a revisar vuelos, y ahí puedo descartar o confirmar», agregó.

No obstante, el abogado ratificó que «no sabe» por qué “solo están hablando que ella desapareció en el mar. Es una sola opción, sin vuelta atrás que no nos va a llevar a nada», siguió diciendo.

Rubio además acotó que la moto acuática no la dejaría ir tan lejos, así como si ella se cae el jet ski se apaga, pues tiene mecanismos de seguridad. Ante ello, él aseguró que hay más preguntas que respuestas, al no haber buenos métodos de investigación.

«Solo hay tácticas de investigación, necesitan una estrategia real, una victimología, varios protocolos ya establecidos que se manejan tanto en desaparición, homicidios, secuestros, , raptos», subrayó.

Manifestó que se deben hacer otras valoraciones, por ejemplo, cuántos turistas han desaparecido en esas circunstancias, los análisis de redes, los crímenes en Roatán e incluso que no se debe comparar la desaparición de un pescador con un turista.

Pues, «el pescador hace una faena, se arriesga todos los días en la labor y el turista no, solo llega por temporadas para disfrutar», expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *