¿A qué le temen los políticos para no poder aprobar las reformas a la Ley Electoral?

Captura 2 elm


Para ayudarnos a tratar de comprender el pensamiento y sentimiento de los políticos en encontrados en una mesa de diálogo que a menudo no ha estado servida y en ese accionar han mantenido en ascuas a la población, dialogamos con los politólogos Rafael Jerez y Kenneth Madrid.

En relación a la pregunta del titular de esta nota, el licenciado Kenneth Madrid señala que temores son muchos. Pero que el principal es el querer ir al juego político con las mismas reglas sucedidos en los procesos electorales anteriores.

“Al parecer gusta mucho el dicho ‘en río revuelto ganancias de pescadores’, de que guste mucho que haya muchos partidos políticos, que haya muchos representantes en las Mesas Electorales Receptoras, la actual Ley Electoral de las Organizaciones Políticas, que es del año 2004 permite que haya un representante en cada mesa por cada partido político, lo cual significaría lo cual significaría 14 credenciales propietarias y 14 credenciales suplentes en cada mesa electoral”.

“Y todos sabemos que las credenciales se entregan en blanco. Ahí está nuestro temor como sociedad civil que pueda haber trafico tráfico de credenciales. Entonces ahí está nuestro temor a que pueda haber tráfico de credenciales. Recordemos que así ha sido como ha habido juego político en elecciones pasadas”, expuso Madrid.

“Lo dijo el informe de la Comisión de la Justicia, Verdad y la Reconciliación en el año 2009, que debía haber una nueva Ley Electoral, que viniera a regir aspectos diferentes en los procesos electorales venideros y no se hizo caso y no se tomó en consideración”.

“Llegó el proceso electoral 2013, lo mismo que el 2014, y generó crisis y no aprendimos de lo que sucedió. Entonces creo que ese es el miedo, es el miedo a que haya reglas limpias, claras y que el voto ciudadano se respete, que el voto ciudadano que se emita sea el que se contabilice al momento de llegar al Consejo Nacional Electoral”.

Recordó una crítica que ya ha sido formulada desde diversos sectores, incluso desdele extranjero. “Honduras es de los pocos países en que los partidos políticos aún están al mando de los procesos electorales en las mesas electorales. Hoy los países han evolucionado y las mesas electorales están al mando de los consejos nacionales electorales”.

“Entonces creo que ahí es en donde está el miedo. Miedo de perder el control sobre la Mesa Electoral Receptora. Y se lo digo como un estudioso en derecho electoral, como una persona que conoce los procesos electorales porque ha estado IN SITU en los lugares, si el proceso no se gana en la urna se gana en la contada, o si no se gana en el acta. Ese es el miedo, a perder el control de ganar el proceso, no con reglas claras, sino con reglas oscuras”, reiteró Madrid.

Al respecto Rafael Jerez dice que lo que sucede es que no solo es que un partido no quiere. “Sino que hay diferentes tipos de reformas que diferentes partidos quieren y no quieren, por ejemplo lo de las mesas es, probablemente lo más importante porque los involucra a todos; pero hay otros temas como lo de la deuda política que ya afecta primordialmente a los partidos minoritarios, pero también condiciona un poco el margen de negociación de por partidos mayoritarios”.

“Entonces yo diría que la gran conclusión de todo y en parte justamente lo que mencionaba Kenneth es que todavía el ‘chip’ de los partidos políticos a pesar de todo lo que ha pasado, durante los tres años que incluso nosotros trabajábamos el tema y tratábamos de generar propuestas, siempre el precedente que no se quería repetir era el de 2017, o sea, ese era como la referencia”.

“Pero ahora las primarias produjeron otro precedente, o sea, ahora ya no e sin siquiera que no se repita lo de la de 2017, sino que no se repita mucho de lo que pasó en las primarias justamente con el tema de las mesas, el tema del censo”.

“Y esos son, si vemos realmente, los mismos problemas que ha tenido el sistema. Porque si la administración de los procesos electorales, claro, lo ideal es aspirar a esa profesionalización. Uno ve que los problemas salen a flotes ya cuando están los tres partidos porque los intereses ya no solo colisionan en el Congreso o en la agenda, sino que colisionan en la administración del proceso; pero ya cuando lo trasladamos a la resolución de problemas del día de la elección, ya vemos muy poco dispuestos a todo lo que ha pasado”, refirió Jerez.

Agregó que al final todo se reduce a cómo funciona la cultura política del país, y que lastimosamente eso no ha evolucionado y los partidos siguen deseando que las reformas se tienen que hacer para ellos conserven su cuota de poder y o para que se fortalezca y se pueda avanzar hacia procesos electorales robustos, indistintamente de quién gane, lastimosamente los políticos no piensan de esa manera todavía”, expresó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.