‘A FALTA DE PAN’… Tiradera entre Canciller de la República y diputados nacionalistas

complicado


Desde luego, ninguno de los dos puntos de vista son solución alguna para los hondureños, como el desempleo, falta de medicinas, mejora de la educación, restablecimiento de los servicios básicos, o aseguramiento de una alimentación siquiera de mediana calidad ¡NO! Pero a falta de pan, ni modos, un poco de circo para aliviar las penas es lo que hay.

Y es que si por el actuar de los funcionarios dependiera, y no solo de ahora sino desde siempre, y como para que no quepa duda, se puede hacer un breve repaso de qué sucedió con el préstamo para la construcción del ferrocarril interoceánico, el financiamiento para ordenar la estatua de Morazán, el bananagate, la Conadi, el visagate, o lodazales más recientes como los hospitales móviles, o el descalabro del Seguro Social.

En fin, si por el accionar de los funcionarios de Honduras fuera, ese nombre se escribiría con minúscula, porque son los funcionarios de siempre los que han tenido hundido al país. NO ES EL PUEBLO, el que se pelea por los puestos públicos, por las canonjías en los contratos, por cruzar por los laberintos legales para salir airoso de las constantes metidas de patas, etc.

Es así que vilmente, de nuevo, el pueblo es testigo en primera fila de cómo funcionarios se sacan los trapos al sol de manera tan meridiana, como si de obtener un derecho inclusivo se tratara, al punto que lo gritan a los cuatro vientos y parte sin novedad.

El caso que nos ocupa está caliente, recién salido del horno, aunque en realidad mejor dicho sería recién caído a la letrina. Es el tremendo jalón de pelos que se tiene el Canciller de la República, Enrique Reina, con el presidente de la bancada de diputados del Partido Nacional, Tomás Zambrano.

Como de todos es sabido, un grupo de diputados nacionalistas, aduciendo “persecución política”, fueron ante la Corte Interamericana de los Derechos Humanos en la ciudad de Washington para denunciar al Estado de Honduras por supuestos casos de persecución política.

Ante dicha acción, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores de Honduras, Enrique Reina, se molestó por ello y les reprochó que en lugar de salir a poner mal el nombre de Honduras deberían rifarse por asuntos que son de prioridad para la población hondureña.

TUIT REINA

Lo anterior no cayó nada a gusto en los nacionalistas que de inmediato respondieron con una dosis extra de octanos, como para asegurar muy bien el incendio.

Es así como Tomás Zambrano le sacó en cara la no asistencia de Honduras a la Cumbre de las Américas, o el supuesto apoyo de Honduras a Rusia, como si no bastara con los problemas de los hondureños para ir a buscar más y tan largo.

TUIT ZAMBRANO

Claro, mientas los funcionarios públicos se tiran del pelo, el pueblo tendrá que ver cómo soluciona sus prioridades, como por ejemplo, hacer rendir, aunque sea un poquito el raquítico sueldo que tiene, ¡quien lo tenga! porque los millares que no, tendrán que quedarse mirando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *